Los peligros ocultos del “mindfulness”

En redes sociales y portales de Internet, desde hace un tiempo expertos de universidades, psicólogos, sacerdotes y otros particulares vienen alertando acerca de las consecuencias muy negativas o bien efectos secundarios de lo que se conoce como  “mindfulness” sobre las personas.  Quizás por la aparición de todas estas advertencias y llamados de atención es que ya no se escucha tanto hablar sobre ésta práctica últimamente; se ha desinflado el tema.
Incluso ya se han publicado papers de varias universidades alertando sobre esta moda que puede dejar secuelas en la salud. En resumen, dejar la mente en blanco o focalizada en la corporalidad, en forma constante, como una práctica regular puede inducir a alteraciones de la mente que deriven dolencias psiquiátricas graves. No sólo el mindfulness, sino numerosas modas que se basan en peligrosos juegos mentales disfrazados con nombres “cool” han provocado efectos negativos en el equilibrio mental de las personas.
En cuanto a la Iglesia católica, que es uno de los más fervientes detractores del mindfulness, asegura que su práctica puede abrir portales espirituales que son el principio de las posesiones demoníacas.
Hemos investigado el tema en profundidad y aquí exponemos las principales críticas a ésta práctica tan promocionada.

¿A qué llaman mindfulness?

La traducción más literal al castellano de mindfulness es “atención plena”. Se trata de una técnica extraída del budismo en la que uno intenta notar los pensamientos, sentimientos y sensaciones actuales sin juzgar. El objetivo es crear un estado de “conciencia desnuda”. Lo que alguna vez fue dicen que fue una herramienta para la exploración espiritual se ha convertido en una panacea para la era posmoderna: una cura absoluta para muchos problemas humanos comunes, desde el estrés, la ansiedad, la falta de concentración  y la depresión. No hay ninguna evidencia científica de que esto funcione como paliativo para ninguna dolencia y es una práctica que  está más cerca de la superchería que de la medicina.
El Padre Jesús María Silva Castignani párroco de las parroquias San Isidoro, San Pedro Claver y Virgen del Castillo de Madrid explica en detalle de dónde proviene el mindfulness y que su práctica cotidiana, su difusión y su imposición, puede llegar a considerarse una falsa religión o una religión sin Dios (el panteísmo) donde todos somos lo mismo y somos Dios a la vez. Una tergiversación de las creencias y de la religión occidental.  El mindfulness hace que nos concentremos en la propia corporalidad, a la respiración. Se basa en las cuatro verdades del budismo, que para suprimir el sufrimiento hay que acabar con el deseo. Esta práctica pretende que la gente llegue a un estado de “no ser” entonces, a anular la personalidad del todo, al tomar conciencia de que TODO ES UNO y uno es todo. Aseguran que despierta fenómenos de luz, quietud y calor en el cuerpo.

Efectos secundarios del mindfulness

La meditación budista fue diseñada no para hacer más felices a las personas, sino para cambiar radicalmente el sentido del yo y la percepción del mundo. Dado esto, quizás no sea sorprendente que algunos experimenten efectos negativos como disociación, ansiedad y depresión. Sin embargo, al igual que la letra pequeña en la medicación, estos “efectos secundarios” en algunas personas no son lo que los creadores de esta “píldora” están interesados ​​en promover.
Para algunos, la penicilina salva vidas; para otros, induce una reacción nociva. El hecho de que su amigo o familiar responda a una píldora de cierta manera, no significa que Ud. responderá de la misma manera. Lo mismo también es cierto con la atención plena: para algunos, puede ser muy eficaz o puede no funcionar en absoluto, para otros, puede haber efectos nocivos.  Los conceptos de la realización del “vacío” y la liberación de todos los apegos muy frecuentes en la cultura oriental son el centro de la práctica del mindfulness.

Los grandes medios se despegan del mindfulness

En esta nota de BBC Mundo relata varias experiencias alarmantes de personas que practicaban midnfulness y que después tuvieron episodios de despersonalización y de desrealización.  En psiquiatría:
El trastorno de despersonalización-desrealización sucede cuando sientes en forma persistente o en repetidas oportunidades que te observas a ti mismo desde afuera de tu cuerpo, o sientes que las cosas que te rodean no son reales, o ambos. Las sensaciones de despersonalización y desrealización pueden resultar perturbadoras y es posible que sientas que estás en un sueño. Una persona que sufre de despersonalización siente que ha cambiado y el mundo se ha hecho menos real, vago, de ensueño o carente de significado. Puede ser a veces una experiencia bastante perturbadora, en tanto que muchos sienten que efectivamente “viven en un sueño”.

Esta nota de Harvard Business Review intenta despegarse ya del tema mindfulness (cuando son este tipo de publicaciones son las que fomentan estas modas irracionales año tras año) diciendo que contrariamente a lo que predica el mindfulness para resolver los problemas que tengamos justamente hay que pensar más y no menos.
Habla de los excesos de las empresas practicando el mindfulness, y como el Director de una corporación obligaba a diario a todo su equipo a practicar la atención plena en grupo, hasta que le dijeron ‘basta’.
Otras notas de la prensa norteamericana lo llaman “el falso refugio” algo así como dejar la mente en blanco, es un pretexto para escaparse de los problemas reales de la vida.
Por su parte, Miguel Farias de la web sobre temas espirituales hackspirit.com dice que esta práctica se presenta siempre como una actividad con efecto positivos únicamente, algo que no es del todo honesto. Los potenciales efectos negativos no se mencionan en ninguna capacitación o promoción del tema.


Otras prácticas orientales también pueden tener efectos graves para la salud neurofisiológica.

El Instituto de Psiquiatría y Salud Mental de Hospital Clínico San Carlos (Universidad Complutense de Madrid) analizó cómo el Reiki, las técnicas de meditación concentrativa con mantras y contemplativa o mindfulness cuyo origen es budista, el Tai Chi, el Qi_Gong y Falun Gong, el Raja-Yoga y el Hatha-Yoga, la hiperventilación, la respiración consciente (como el pranayama del yoga) y la privación sensorial; la hipnosis; el bio-feedback; cierta música y danza (ej., la danza sufí de los derviches); el Koan japonés de tradición zen, la apofanía, el chamanismo, la iluminación, inducen estados alterados de conciencia con graves complicaciones neurofisiológicas.
Según publica el Instituto de Investigación Sanitaria San Carlos de Madrid, en 75 artículos se detallan los cambios psicológicos y los efectos secundarios de la meditación (incluyendo la trascendental). Los defensores de estas prácticas no revelan jamás posibles efectos perniciosos. El 62, 9% de los practicantes refieren efectos negativos, como ansiedad y crisis de pánico inducidas por la relajación, reacciones paradójicas de tensión, falta de motivación vital, dolores, distorsiones de la percepción de la realidad, confusión y desorientación, sentimiento de estar desplazado, depresión, negativismo, disociación leve, sentimientos de culpa, síntomas psicóticos, euforia, comportamiento destructivo, sentimientos suicidas, sensación de desamparo, miedo, irritabilidad, temores y desesperación, despersonalización, exacerbación de rasgos obsesivos y esquizoides, psicosis aguda con sintomatología polimorfa, recaída de trastornos psicóticos pre-existentes, crisis epilépticas.
Por su parte el sacerdote católico James Manjackal habla sobre las prácticas esotéricas y de la Nueva Era, la reencarnación, la acupresión, la acupuntura, la sanación pránica o pranoterapia, la reflexiología:
“En mis retiros carismáticos, la mayoría de los participantes vienen con diferentes problemas morales, espirituales, físicos o psíquicos para ser liberados y sanados y para recibir una nueva vida mediante la fuerza del Espíritu Santo. Entre el 80% y el 90% de los participantes han estado en el Yoga, el Reiki, la reencarnación, etc. que son prácticas religiosas orientales. Allí han perdido la fe en Jesucristo y en la Iglesia.(…) Algunos de los individuos poseídos por el poder de la oscuridad gritaban “Yo soy Reiki”, “Yo soy el Sr. Yoga”. Ellos mismos se identificaban con estos conceptos como si fueran personas mientras yo dirigía una oración de sanación por ellos. Posteriormente tuve que hacer una oración de liberación para liberarles de la posesión del Maligno.

Por último hay numerosas plataformas en Internet y pedidos de personas que solicitan que dejen de enseñar mindfulness a los niños en las escuelas.
Esta plataforma dedicada a ofrecer apoyo legal en Estados Unidos, America Center for Law and Justice de Washinton D.C.  en su artículo: “La decepción de la atención plena basada en el budismo en nuestras escuelas y los peligros que plantea” señala que:

Se han observado y documentado peligros psicológicos relacionados con la práctica de la atención plena. Los practicantes de mindfulness han experimentado “despersonalización, desrealización, ataques de pánico, ansiedad, tensión, agitación, inquietud, afecto depresivo, intento de suicidio, euforia extrema, disforia insoportable, [y] fantasías grandiosas”. (Meditación, p. 49). En una investigación realizada por el profesor Britton, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Brown, un joven describió sus pensamientos suicidas y descontrolados como “fantasías pornográficas cada vez más vívidas y recuerdos reprimidos de su infancia” que se desarrollaron como resultado de practicar la atención plena y la meditación. Otra joven bien orientada y emprendedora explicó cómo fue atormentada por los recuerdos reprimidos y el alcoholismo, lo que resultó en su hospitalización en un centro de salud mental después de que en su trabajo la obligaran a practicar la atención plena.

Referencias:

Graves peligros del mindfulness
https://www.forumlibertas.com/hemeroteca/graves-peligros-del-mindfulness/

What mindfulness gurus won’t tell you about the dangers of .

https://hackspirit.com/mindfulness-meditation-gone-mainstream-heres-thats-terrible-thing/

Clínica Mayo. Qué es despersonalización y desrealización.
https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/depersonalization-derealization-disorder/symptoms-causes/syc-20352911

Despersonalización
https://es.wikipedia.org/wiki/Despersonalizaci%C3%B3n

Referencias, créditos & citaciones APA: www.losrecursoshumanos.com. Portal especializado en temas de RRHH con más de 8000 artículos a la fecha.
"Los peligros ocultos del “mindfulness”". Autoría del contenido: LRH. Portal con artículos e información de actualidad sobre la gestión de RR.HH. en las organizaciones. En línea desde 2005 en forma ininterrumplida. Obtenido el 23/09/2020, desde la url: https://www.losrecursoshumanos.com/los-peligros-ocultos-del-mindfulness/

Responder