Líder es distinto que manager


Ante la incógnita de decidir si un gerente (CEO) es líder o manager no es un tema liviano o superficial, sino que es el principio para determinar qué es lo que debe hacer el gerente actual, aquél a quien preparamos para que lo sea en el futuro o quien quiera alcanzar esa jerarquía.
La bibliografía persiste en que un gerente es un líder. La realidad es que un líder y un manager se distinguen claramente porque el líder recibe el poder de sus seguidores, mientras que el manager recibe el poder de su jefe inmediato. Esto no resiste análisis y hace que la vida de los dos sea diferente totalmente.
Si nos detenemos a pensar en De Gaulle o en Perón, fueron líderes porque tenían personas que los apoyaban. Ambos poseían estilos muy diferentes, pero al igual que Hitler, Mussolini, Churchill, Mahoma o Jesucristo, tenían algo único, especial y desconocido denominado Khárisma. No sabemos qué es el carisma, pero sí sabemos que efectos produce.
El carisma es una cualidad indefinible, a diferencia de la inteligencia o la paciencia, pero produce el efecto de hacer que las personas sigan a quién lo tiene. Por su parte, quien tiene carisma no tiene que hacer nada para elevar o disminuir, pero tampoco puede hacer nada al respecto. No es algo a lo que se pueda renunciar. Por eso se lo toma como una ventaja, pero que también es una prisión.
El manager, en cambio, es designado por su jefe. Se discute si tiene carisma o si éste es graduable. ¿Se puede tener un poco de carisma? Podríamos decir que hay seres que producen reacciones favorables en los otros mientras que hay personas que producen en su entorno una sonrisa, ¿diremos que tiene carisma? En verdad, sencillamente tiene una personalidad que hace que los demás se le acerquen.
Por otro lado, quienes tienen carisma son difíciles de integrar en una empresa: nadie quiere tener a un Mussolini como jefe de compras o a un De Gaulle. No son gente para estar subordinada en la jerarquía.
La diferencia entre líder y manager es tan grande que cuando un líder se va sus seguidores van tras él, o incluso se matan, pierden el sentido; en cambio, cuando un manager se va, sus empleados le hacen una despedida y le desean lo mejor.

Cuestiones de orden técnico

No hay ni vamos a caer en la tentación de decir qué virtudes son necesarias o hay que tener para ser manager. Ya hemos citado que esas cualidades son diferentes para cada empresa o para cada sector de la empresa. En diferencia, hay cosas que son indispensable saber, que son incluso universales y que no son cualidades sino técnicas.
En el agitado mundo actual todos los manager tienen que tomar decisiones. Según Mitzberg, toman una decisión cada nueve minutos. Los manager tienen que aplicar el arte de negociar. Y esto lo hacemos los seres humanos desde que despertamos hasta que nos dormimos.
Otra técnica que el manager necesita es la administración del cambio, porque hay varios tipos de cambio, pero para poder vivir en el mundo actual es relevante tener control de los procesos. El manager tiene que conocer la técnica para construir una visión, de la misma forma que tiene que conocer la técnica para desarrollar escenarios de su entorno.
Finalmente, hay que poner atención al hecho de que el manager coordina personas. ¿Cuánto sabe de psicología? Y por supuesto, el manager deberá saber la materia específica a la que se dedica.


Leave a Reply