Gestión de los recursos humanos en Enron. Reflexiones después de la muerte de Kenneth Lay

Yahoo informa hoy que Kenneth Lay el ex CEO y en esencia el fundador de Enron, una de las siete empresas más importantes de los Estados Unidos, ha muerto.
Lay, había estado preso, acusado de fraude y conspiración en relación con la bancarrota de la empresa.
Ha habido mucha cobertura de los medios acerca del fraude de Andrew Fastow incluyendo el fraude en el balance  de la empresa con el propósito de usarlo para inflar las ganancias. De todas formas ha habido mucha menor cobertura sobre el mal manejo de los recursos humanos que apenas se ha tratado, y probablemente era algo más importante relacionado con el colapso de la empresa que los auto-acuerdos, la avaricia y la falta de honradez de Fastow.
De hecho, el mismo Fastow fue tesorero porque la empresa carecía de políticas de selección de personal coherentes. Fastow no tenía ninguna experiencia en la función de tesorero pero era un hábil especialista en crear sociedades para determinados fines. No estaba calificado para ser tesorero pero fue puesto en el cargo por su amistad con Jeff Skilling. De la misma manera, Skilling era un ex consultor gerente de McKinsey que había demostrado considerable creatividad para levantar la empresa subsidiaria ‘Gas Bank’ y realizar ciertas operaciones, pero no tenía experiencia alguna dirigiendo una minería o una empresa de energía. Skilling se basó en la creatividad e ideas a expensas de la ejecución -una señal obvia de carencia de experiencia en una persona de negocios- Aún así, Richard Kinder uno de los más talentosos ejecutivos de la industria eléctrica del país, fue dejado de lado para el cargo de Presidente por la inexperiencia de Skilling. Kinder abandonó Enron para fundar una de las empresas más exitosas de EEUU, Kinder Morgan, poco tiempo antes de la caída de Enron. Estos malos manejos en la gestión del personal, empezaron con la indiferencia del Consejo de Dirección y el desplome del management. Así, a Fastow se le permitió designar a Ben Glisan  (quien había sido un mero asistente contable un año antes) como tesorero, mientras que los competentes gerentes financieros, Jef Mc Mahon y Vince Kaminski fueron trasladados lejos o directamente fueron ignorados.
Como escribió el periodista de investigación Kurt Eichenwald en su libro ‘Conspiración de Tontos’ (p.338) “Nadie que mirase el currículum de Glisan lo consideraría calificado para el cargo”.
El mal manejo de la gestión de recursos humanos, llegó hasta el sistema de promociones de la empresa. La empresa utilizaba un sistema de promociones despiadado, donde el desempeño se evaluaba mediante criterios caprichosos y poco profesionales.
Así, las personas de hablar rápido, con grandes ideas y escasa experiencia, fueron recompensados ampliamente, mientras que los empleados constantes, competentes que eran más acertados desde el punto de vista del negocio, pero no desarrollaban estrechas relaciones con los más altos directivos eran ignorados.
También, el sistema de compensaciones en concordancia con la mirada de Skilling, no reflejaba el desempeño en el negocio.
A Rebecca Mark le fueron concedidos 40 millones de dólares en bonos para construir una planta eléctrica en Dabhol, India, de mil millones de dólares, que fue cerrada luego de la inauguración porque no otorgaba ninguna rentabilidad. En otras palabras, la empresa le pagó a Mark 40 millones de dólares, por haberle causado una pérdida de mil millones de dólares a la empresa. Esto se repitió en su división; la empresa inauguraba fallidas plantas hidroeléctricas en todo el mundo, lo que generaba grandiosas pérdidas, (que eran los activos que tuvieron que ser transferidos a otras entidades para hacer que la firma pareciera rentable) mientras Mak y sus subordinados coleccionaban  millones de bonos, todo con la aprobación del departamento de recursos humanos.
La Vicepresidente de Recursos Humanos de Enron, Cindy Olson, ganó notoriedad cuando demostró una falta de conciencia por parte de la legislación estadounidense en lo concerniente a beneficios para empleados. Olson creyó, erróneamente, que era ilegal dar consejos en cuanto a inversión a los empleados que invirtieron en Enron. Paradójicamente, fue grabada diciéndole a varios empleados que inviertan lo más que pudiesen en stock-options. Esta es una violación a la legislación financiera de EEUU, a pesar de ello, Olson no pareció importarle haber sido grabada diciendo esto, aún cuando ella incorrectamente afirmó que el consejo profesional para empleados sobre inversión, era ilegal.

Referencias, créditos & citaciones APA: www.losrecursoshumanos.com. Portal especializado en temas de RRHH con más de 8000 artículos a la fecha. Título del artículo: "Gestión de los recursos humanos en Enron. Reflexiones después de la muerte de Kenneth Lay". Fecha de publicación: 17/05/2008. Autoría del contenido: LosRecursosHumanos.com. Obtenido el 26/11/2022, desde la url: https://www.losrecursoshumanos.com/gestion-de-los-recursos-humanos-en-enron-reflexiones-despues-de-la-muerte-de-kenneth-lay/

Tags:

Responder