El cáncer Mesothelioma


Un extraño tipo de cáncer se cobra nuevas víctimas cada año. Esta enfermedad mortal, es contraída por trabajadores de ciertas industrias, al inhalar de manera prolongada partículas de fibra de vidrio llamada también asbesto. Se llama, Mesothelioma maligno. La exposición prolongada al asbesto, genera distintas enfermedades algunas de ellas mortales como el  cáncer de pulmón, abestosis, cáncer de intestinos, cáncer en cuerdas vocales, entre otros. Pero aún se encuentra en investigación el Mesothelioma, un tipo de cáncer de difícil diagnóstico.
El Mesothelioma es una enfermedad donde las células cancerígenas se ocultan en ciertas cavidades del cuerpo. La pleura es la membrana que recubre los pulmones, el mediastino, el diafragma y la parte interna de la caja torácica. Estas células malignas se encuentran en la pleura (Mesothelioma pleural) en la cavidad abdominal (Mesothelioma peritoneo) ó en la cavidad que circunda el corazón (Mesothelioma pericardio).
La mayoría de la gente  que ha contraído Mesothelioma maligno, han inhalado asbesto en sus trabajos. Las fibras de asbesto permanecen suspendidas en el aire por mucho tiempo y son transportadas por el viento. No se degradan en otros compuestos y permanecen inalterables durante largos períodos. Aunque también se registran casos de personas expuestas en sus casas, sin saberlo. Este cáncer ataca generalmente a hombres de entre 60 y 70 años que han estado expuestos al asbesto entre unos 20 a 50 años. Anualmente se diagnostican entre 10.000 y 15.000 casos en todo el mundo y sólo en Estados Unidos unos 2.200 a 3.000 por año.

Materiales de trabajo que contienen asbesto
La mayoría de los materiales aislantes utilizados antes de la década del 70 contienen asbesto. Muchos otros materiales utilizados actualmente para la construcción también tienen asbesto.

Algunos de los productos más comunes donde se utiliza es:

Aislamiento para tuberías

Aislamiento para calderas

Cementos, plásticos, compuestos para la construcción que generan mucho polvo antes de ser mezclados con agua

Productos químicos ignífugos (sprays, selladores, etc.)

Ladrillos intumescentes y el concreto utilizado para aislar hornos, grandes calderas y navíos

Materiales para azoteas, pisos y azulejos de techo

Materias textiles termo resistentes, envases, empaquetaduras y revestimientos

Productos de fricción (embrague de automóviles, frenos, componentes de la transmisión)

Cierto tipo de pinturas

Solventes en aerosol

Las personas más expuestas al asbesto son:

quienes instalan materiales aislantes

quienes construyen calderas

plomeros, colocadores y soldadores de tuberías

quienes trabajan con sprays ignífugos en el acero

trabajadores de astilleros y personal de marina

electricistas y mecánicos

albañiles, carpinteros y trabajadores de edificios

metalúrgicos y operarios de refinerías

Las industrias en general están bastante expuestas. Pero los lugares típicos de exposición prolongada a los asbestos son astilleros, refinerías, plantas de celulosas, fundiciones, centrales eléctricas y obras en construcción.

SÍNTOMAS/DIAGNÓSTICO/TRATAMIENTO

Los síntomas tempranos del mesothelioma no han podido ser detectados todavía y pueden retrasar el diagnóstico. A veces se presentan como pulmonía viral, dolores en el pecho, dificultades para respirar, tos persistente, bronquitis, pero algunos pacientes no presentan ningún síntoma. Una placa de rayos x puede mostrar fluido o hinchazón del pulmón. El pulmón derecho se ve afectado en el 60% de los casos y se ven afectados ambos pulmones en el 5% de los pacientes al momento del diagnóstico. Los síntomas menos comunes del Mesothelioma pleural incluyen fiebre, sudores nocturnos y pérdida de peso. Algunos síntomas del Mesothelioma peritoneal pueden ser; dolor o hinchazón de abdomen debido a un incremento de fluidos, nauseas, pérdida de peso, oclusión del intestino, anemia o hinchazón de los pies.
El diagnóstico del Mesothelioma, casi siempre se obtiene con un cuidadosa evaluación médica, estudios de rayos y una biopsia. Se hace una revisión de la historia clínica del paciente, incluyendo la historia de la exposición al asbestos, seguido de un examen psicológico, rayos de tórax y/o abdomen y exámenes sobre la función de los pulmones.
Los tratamientos dependen del estado del cáncer, la edad y la salud del paciente y es el médico el único que sabrá que tipo de tratamiento será el más recomendado para cada paciente. El problema es que la mayoría de los pacientes consultan cuando su estado ya es muy avanzado.
Aunque hasta hace unos 6 ó 7 años se consideraba a esta enfermedad incurable y mortal, han habido casos recientes donde personas con exposiciones de 30 años al asbesto y que desarrollaron la enfermedad y luego de un estricto tratamiento médico se han curado y hoy llevan una vida plena.

LEGALES
Existen más de 2.000.000 de sitios en Internet de estudios legales especializados o sitios que brindan consejos para actuar legalmente luego de un diagnóstico de Mesothelioma. 
Las demandas son millonarias y las compensaciones se hacen efectivas siempre, ya que es fácil comprobar la causalidad de esta enfermedad.

 


Leave a Reply