Willis Group publica guía mundial de responsabilidad de directores y ejecutivos que cubre 51 países

NUEVA YORK y LONDRES- Willis Group, el agente mundial se seguros, anunció el lunes  la publicación de The Willis Worldwide Directory of Directors’ and Officers’ Liability (Directorio mundial Willis sobre responsabilidad civil de directores y ejecutivos). Se trata de una exclusiva guía que detalla las responsabilidades civiles personales que pueden caber a los directores en 51 países de África, América Latina, América del Norte, Asia, Australia, Europa y Oriente Medio.



Es un material de vital importancia para que los altos ejecutivos puedan identificar y comprender sus responsabilidades a la hora de considerar la expansión internacional o la asunción de una actividad, y antes de aceptar una designación en el exterior. Aportando su conocimiento especializado, el equipo de Willis D&O se asoció con importantes firmas legales de todo el mundo para reunir este material y lograr una herramienta de referencia de fácil consulta.

En un momento en que la cantidad de demandas contra directores y ejecutivos llega a una marca internacional jamás alcanzada, este compendio de 600 páginas, el más extenso hasta la fecha, se convierte en una referencia invalorable para ejecutivos de alto nivel, asesores legales de empresas, secretarios y gestores de riesgos.

La publicación, que ofrecerá a los lectores importante información y un margen competitivo, cuenta con capítulos sobre cada jurisdicción y expone sobre temas clave así como sobre asuntos vinculados a la gobernanza corporativa y los requisitos reglamentarios.



Los principales temas de cada capítulo incluyen:

   — Definiciones de "director" y "ejecutivo" (cuando corresponda)
   — Áreas clave a las que estar atento
   — Quién puede demandar a los directores y ejecutivos
   — La legalidad local del seguro de los directores y ejecutivos en el derecho consuetudinario y el derecho codificado
   — Requisitos de procedimiento
   — Consecuencias impositivas
   — Sucesos de la gobernanza corporativa
   — Tendencias clave vinculadas al seguro de responsabilidad civil de los directores y ejecutivos

Willis Group Holdings Limited (NYSE: WSH) es un destacado agente mundial se seguros dedicado al desarrollo y suministro de seguros profesionales, reaseguros, gestión de riesgos, servicios de consultoría financiera y recursos humanos, y servicios actuariales a empresas, entidades públicas e instituciones de todo el mundo. Con más de 300 oficinas en más de 100 países, su equipo mundial de 15.800 socios presta servicios a clientes en alrededor de 180 países. Se puede obtener más información sobre Willis en el sitio web www.willis.com.

1. Razones por las que las responsabilidades civiles de los directores y ejecutivos han aumentado
Ya nos hemos referido al rápido incremento de la responsabilidad civil de los directores y ejecutivos, y a continuación se destacan los principales temas que los afectan:



— Derechos de los interesados
Los accionistas ya no son los únicos que demandan a los directores y ejecutivos. Los tenedores de bonos, que por largo tiempo se han mantenido en silencio en el área de la gobernanza corporativa, pasaron a ocupar un primer plano. Quizás donde esto se vea más claro sea en el caso de Parmalat, donde los tenedores de bonos en todo el mundo están tratando de hacer valer sus derechos, que a veces se contradicen con los deseos de los accionistas o de los organismos dedicados al cumplimiento.

— Rol del inversor institucional
Otra importante fuerza que se está haciendo oír es la del inversor institucional. Los inversores institucionales, por lo general un importante fondo de pensiones público o privado, están tratando de cambiar las reglas de cumplimiento. En algunos casos, buscan recuperar fondos de manos del ejecutivo particular, en otros, continuando la disputa luego de que las instituciones supervisoras han sido satisfechas. Tienen instrucciones de reducir lo más posible sus pérdidas. Esto se vio con bastante dramatismo en los pagos de directores externos individuales realizados por los directores de WorldCom y Enron que no habían participado del fraude, sino que, "simplemente" habían permitido que ocurriera.

— Transparencia e independencia
En los estados Unidos se aprobó la Ley Sarbanes-Oxley, volviendo a los altos ejecutivos responsables directos de los controles financieros. Los miembros del directorio también pueden sufrir una baja económica si se registra una mala práctica financiera. En el Reino Unido, están los informes Higgs y Smith que extienden el actual Código Combinado. En Europa, la versión preliminar de la Directiva de Transparencia va cobrando impulso. Esta Directiva permitirá a los inversores demandar a los directores de la empresa si pierden dinero debido a la inclusión de errores o información errónea en los informes anuales de la empresa. Se trata de una de las tantas medidas que se están discutiendo en torno al Plan de Acción de Servicios Financieros de la Unión Europea que creará un mercado europeo único para los inversores y diseñará normas uniformes de divulgación para todas las empresas que coticen en Bolsa.



Si bien es probable que el debate sobre las definiciones de transparencia e independencia lleve algunos años, debería haber poco desacuerdo en relación a la importancia vital que estos temas tienen hoy en el diálogo sobre comportamiento empresarial aceptable. Las empresas y sus ejecutivos están tomando conciencia de que lo que podría haber sido legal si se divulgaba puede ser ilegal si no se divulga. La transparencia es la clave.



Se sugiere, y a veces se afirma, que la independencia en la sala de juntas y en los cargos de Presidente y Director General es la receta para la reforma y la prevención.


— Atención a la remuneración de los ejecutivos
Tradicionalmente, los accionistas y los propios tribunales no tomaban en cuenta el tema de la remuneración de los ejecutivos. Se lo consideraba un tema interno que entendían mejor las propias empresas, y los tribunales no deseaban cuestionar las decisiones de la organización respecto de cuánto valían sus directores. Este status quo ya no funciona. Lo que comenzó siendo un problema de divulgación, hoy es un problema de responsabilidad. Luego de décadas de "obsesión por la fusión", quienes tienen intereses corporativos preguntan sobre los paquetes de compensaciones de aquellos que ocupan cargos ejecutivos y los cuestionan. Si bien a nivel internacional hay muchos ejemplos, el caso de Hollinger Inc. podría servir como ejemplo de lo que pueden ser algunas de las inquietudes emergentes en el área de la remuneración de los ejecutivos.



–Mayor exposición / Cambio en derechos de indemnización

Otro tema que no debe ignorarse es el del cambio en los derechos en virtud de las leyes locales para indemnizar o proteger a los ejecutivos. A medida que se amplía la exposición, aprendimos a esperar un aumento acorde en la capacidad de protección a este mismo grupo. Para que las empresas puedan atraer a los mejores profesionales del mundo, es necesario que proporcionen las mejores indemnizaciones corporativas y un seguro de responsabilidad civil de los directores y ejecutivos de primer nivel. Esto presenta un desafío para las empresas que deben mantenerse al día con los cambios locales y realizar las reformas necesarias para aprovechar estos nuevos adelantos. Un suceso crucial que tuvo lugar recientemente en este campo es el de los importantes cambios en la capacidad de una empresa para indemnizar a sus directores y ejecutivos en virtud de la Ley de Empresas del Reino Unido. Está claro que este es sólo uno de los grandes cambios que se avecinan.



2. Panorama general de las tendencias en materia de seguros de responsabilidad de los directores y ejecutivos
Los seguros de responsabilidad de los directores y ejecutivos son una pequeña porción del mercado general de seguros de responsabilidad. En el caso de pequeñas empresas, la adquisición de un seguro de responsabilidad de los directores y ejecutivos se puede realizar rápidamente en la mayoría de los países, pero en el caso de empresas que operan a nivel mundial las tendencias de compra son distintas.



Lamentablemente, el de los seguros es un mercado cíclico y a veces va desacompasado con las necesidades de quienes buscan transferir el riesgo. Al momento de publicar este libro, tenemos la fortuna de que las condiciones en el mercado de seguros son favorables, con empresas que pueden negociar una cobertura mundial más amplia, diseñada para sus riesgos operativos y organizativos específicos, pero no se puede garantizar por cuánto tiempo más continuarán estas condiciones. El avance más importante del seguro de responsabilidad de los directores y ejecutivos puede ser el reconocimiento de que los límites que se creían adecuados hace algunos años resultan claramente insuficientes para la empresa mundial de hoy. De esta conclusión se deriva que el directorio, o los directores externos, pueden necesitar contar con una cobertura que los proteja cuando las cosas salen mal en alguna parte de las operaciones mundiales de la empresa. A medida que los límites de la indemnización se elevan a alturas nunca vistas, lo mismo ocurre con los deducibles y las retenciones. Hoy no es inusual ver a una empresa mundial con una retención auto-asegurada de entre un millón y 25 millones de dólares.



Si bien los términos y las condiciones pueden cambiar en base al ciclo de la industria, siempre existirá una cantidad limitada de empresas de seguros que puedan realmente apreciar la naturaleza global de la exposición de los directores y los ejecutivos, y un selecto grupo de aseguradores internacionales que puedan suscribir la cobertura de forma que cumpla con las distintas leyes locales aplicables. La identificación de estas empresas y el establecimiento de relaciones a largo plazo con ellas sólo puede resultar en beneficios a largo plazo para ambas partes.



3. Evolución del papel de las instituciones supervisoras
Una de las tendencias actuales más fuertes en materia de gobernanza corporativa se vincula a la mejora del cumplimiento por parte de las instituciones supervisoras en casi todos los países del mundo. No obstante, la organización mundial de hoy no debería concentrarse sólo en el cumplimiento local, sino que también debería prever que la cooperación existirá en una base internacional con posible acción en más de un país, o a cargo de instituciones supervisoras de más de un país.



La Organización Internacional de Comisionados de Valores, creada hace más de 20 años, es un organismo que abarca a las principales instituciones supervisoras y funciona plenamente. En la actualidad, sus miembros regulan a más de 90% de los mercados de valores del mundo. Además, crearon un Foro Conjunto activo que quizás cuente con los más importantes organismos del mundo dedicados a la supervisión del sector de las instituciones financieras: el Comité Basel para la Supervisión Bancaria y la Asociación Internacional de Supervisores de Seguros.



El posible doble papel de estos organismos gubernamentales, que pueden escribir las reglamentaciones interpretando las leyes pertinentes e investigar y/o acusar a los infractores, los coloca en una posición única.



Si bien la convergencia puede ser una fuerza positiva que facilite a las organizaciones mundiales el cumplimiento con las normas locales en una base global, inquieta la posible extraterritorialidad de algunas de las nuevas legislaciones y reglamentaciones que se han promulgado o que se están considerando. Uno de los mejores ejemplos de esto podría ser la Ley Sarbanes-Oxley de Estados Unidos. Esta ley requiere que todas las empresas cumplan en informar a la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés), fundamentalmente todas las que tienen acceso a los mercados de valores de Estados Unidos.



Si bien muchas de sus estipulaciones también se pueden encontrar en los códigos de gobernanza local del país, la Sección 404 ha causado gran inquietud. Esta sección pide que cada empresa que presente su informe y sus auditores externos describan los mecanismos de control financiero que utilizan.



Prevemos importantes avances en el área de la reglamentación y en especial en el impacto que estos avances tendrán en las organizaciones mundiales e informaremos sobre estos temas en la próxima edición del Willis Worldwide Directory of Directors’ and Officers’ Liability.

4. Países incluidos: Sudáfrica, Argentina, Brasil, Ecuador, México, Paraguay, Perú, Venezuela, Canadá (y Quebec), Estados Unidos de América, República Popular de China, Hong Kong, India, Indonesia, Japón, Kazajstán, República de Corea, Singapur y Malasia, Taiwán, Tailandia, Australia, Nueva Zelanda, Austria, Bélgica, Bulgaria, República Checa, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Gibraltar, Grecia, Hungría, Irlanda, Isla de Man, Israel, Italia, Países Bajos, Noruega, Polonia, Portugal, Federación Rusa, España, Suecia, Suiza, Turquía, Reino Unido, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos.

 

Referencias, créditos & citaciones APA: www.losrecursoshumanos.com. Portal especializado en temas de RRHH con más de 8000 artículos a la fecha. Título del artículo: "Willis Group publica guía mundial de responsabilidad de directores y ejecutivos que cubre 51 países". Fecha de publicación: 20/03/2008. Autoría del contenido: LosRecursosHumanos.com. Obtenido el 27/09/2022, desde la url: https://www.losrecursoshumanos.com/willis-group-publica-guia-mundial-de-responsabilidad-de-directores-y-ejecutivos-que-cubre-51-paises/

Responder