Vivir más y trabajar más


WASHINGTON, D.C., Abril de 2006 – Los trabajadores mayores de hoy están modificando el concepto de jubilación dado que viven más tiempo y trabajan ya pasada la edad tradicional de retiro – algunos incluso regresando a la fuerza laboral luego de “retirarse” y/u optando por “portafolios” de puestos pagos y voluntarios, de acuerdo a un nuevo estudio del MetLife Mature Market Institute®, Vivir por más tiempo, Trabajar por más tiempo: El cambiante escenario de la fuerza laboral que envejece, conducido por David DeLong & Associates, Inc. y Zogby Internacional. Al contrario de los estudios de otras industrias que han ofrecido predicciones de las expectativas de jubilación de los Baby Boomers que envejecen, el estudio “Vivir por más tiempo, Trabajar por más tiempo” de MetLife examina las experiencias reales de los empleados cuya edad se encuentra entre los 55 y 70 años. Los resultados del estudio fueron revelados en un simposio presentado por MetLife y el Centro Internacional de Longevidad de Estados Unidos.
“Actualmente, los trabajadores mayores ven al retiro como un estado deseado, no como una fecha en particular,” dijo el Doctor David DeLong, autor de Conocimiento Perdido: Enfrentando la Amenaza del Envejecimiento de la Fuerza Laboral, e investigados del MIT AgeLab. “Cuando condujimos el estudio, encontramos que los trabajadores maduros están luchando para poder balancear las presiones conflictivas de la seguridad en sus ingresos, el empleo luego del retiro laboral y, a menudo, la discriminación por la edad, – percibida o real –, ya que ellos buscan un sentido de seguridad y significado durante sus ‘años de retiro’”.

El estudio encontró que el 78% de los encuestados con edad entre 55 y 59 años están trabajando o buscando trabajo, al igual que el 60% entre 60 y 65 años y el 37% entre 66 y 70 años. Entre estos tres grupos de edad, aproximadamente el 15% de los trabajadores han aceptado los beneficios de retiro de sus empleadores anteriores, y luego eligen volver al trabajo (o están buscando trabajo). Estos empleados, que se han conocido como “Retirados que trabajan”, representan el 11% de aquellos cuya edad se encuentra entre los 55 y 59 años, el 16% del grupo entre 60 y 65 años y el 19% entre 66 y 70 años.

Motivaciones para trabajar

Los motivos de los empleados por los cuales quieren regresar y/o permanecer en la fuerza laboral difieren significativamente según la edad.

Entre los trabajadores entre 55 y 59 años, los incentivos económicos toman precedencia, con el 72% de los empleados que pertenecen a este intervalo de edades que citan “la necesidad de un ingreso para poder seguir viviendo” como la principal razón para continuar en sus trabajos.

Los incentivos económicos fueron también el motivo número uno citado por aquellos con edad entre los 60 y 65 años (60%), seguido por el deseo de “permanecer activo y comprometido” (54%) y “realizar trabajos significativos” (43%). Sin embargo, el 72% de los empleados entre 66 y 70 años cita el deseo de “permanecer activo y comprometido” como una razón primaria para trabajar, seguida por “la oportunidad de realizar un trabajo significativo” (47%) e “interactuar socialmente con los colegas” (42%).

Redefinición del Retiro

El estudio de MetLife encontró que el retiro no es necesariamente definido por la edad del  empleado o su estado laboral. Cuando se preguntó qué significa el retiro, muchas personas respondieron “libertad de las demandas del trabajo” (26%), seguido por “más control sobre el tiempo personal de uno mismo” (24%) y “limitada preocupación financiera” (21%). Otro 12% de los encuestados identificaron “la capacidad de perseguir otras oportunidades” como su definición de retiro.

“Las organizaciones deben ser cuidadosas en evitar agrupar a todos los trabajadores mayores en la misma categoría, ya que el objetivo es atraer y conservar a los mismos, por lo tanto, es importante diferenciar las experiencias laborales y las motivaciones de estos empleados. Mientras que algunos tal vez están trabajando por razones financieras, otros ponen en primer lugar el sentirse comprometidos y hacer un trabajo que significa algo,” explica Sandra Timmermann, ED. D, gerontóloga y directora del MetLife Mature Market Institute®. “El reclutamiento y la retención de los trabajadores mayores requiere una cautelosa consideración del diseño del trabajo y el ambiente laboral, y crear oportunidades nuevas y desafiantes.”

“Retirados que trabajan” en una búsqueda de significados

Entre las personas retiradas que trabajan, por ejemplo empleados que están recibiendo beneficios de jubilación y subsecuentemente regresan a sus trabajos, la búsqueda del significado es uno de los principales disparadores que los llevan nuevamente al ámbito laboral. Entre los retirados que continúan trabajando, con edades entre los 60 y 65 años, la principal  razón citada por la cual toman los beneficios de la jubilación fue “querer probar algo nuevo y diferente” (20%). Esta opción fue citada con mucha menos frecuencia por aquellos que tienen entre 55 y 59 años (12%) y entre 66 y 70 años (7%). Esto sugiere que los trabajadores que están en los comienzos de los sesenta, los cuales pueden estar en un período de transición entre el trabajo de tiempo completo y el retiro, están particularmente ansiosos por nuevas experiencias y desafíos.

“Convertirse en autónomo o comenzar un negocio” fue otra razón común por la cual toman los beneficios de la jubilación, citada por el 19% de aquellas personas entre 66 y 70 años, el 7% entre 60 y 65 años y el 8 % entre 55 y 59 años.  En total, el 28% de los trabajadores entre 55 y 59 años se definieron a sí mismos como “autónomos o dueños de un negocio”, excedidos solo por el 34% que declaró trabajar para el “sector privado de negocios”.

Más de un tercio (36%) entre los 60 y 65 años y un 42% entre 66 y 67, afirman ser autónomos o ser dueños de negocios.

“Claramente, estos hallazgos sugieren que existen condiciones en el mercado laboral y en el deseo de los trabajadores mayores por logar autonomía y flexibilidad, lo cual hace que ser autónomos sea una opción atractiva para aquellos que están transitando los sesenta años,” dijo el Dr. DeLong. “Como los mayores Boomers cumplen 60 años en 2006, su deseo de autonomía y de intentar nuevas cosas puede anunciar una ola significante de partidas en los próximos cinco años. Los empleadores necesitarán identificar distintas maneras para retener el valioso conocimiento de estos trabajadores.”

La Realidad Financiera se asimila

Mientras que los trabajadores que envejecen anhelan autonomía y flexibilidad, la necesidad financiera está conduciendo a muchos empleados mayores a trabajar, ya sea en trabajos de medio tiempo, tiempo completo o autónomo. Una porción significativa (18%) de los trabajadores Baby Boomers entre 55 y 59 años piensan que no tendrán acceso a los beneficios de la jubilación (por ejemplo, la pensión, 401(k), SEP) cuando dejen de trabajar y que se sentirán obligados a trabajar luego de alcanzar su edad de jubilación. Alrededor del 14% de los trabajadores entre 60 y 65 años y el 10% entre 66 y 70 años creen que no recibirán nada a excepción del Seguro Social cuando finalmente paren de trabajar.

“Los expertos en jubilaciones han estado prediciendo por años las serias repercusiones que surgirán cuando la falta de recursos jubilatorios de los Baby Boomers colisione con su incrementada longevidad para crear extensas privaciones económicas. La solución racional de continuar trabajando a tiempo completo más allá de la edad de retiro, se opone a los intereses de los Boomers, a sus valores y prioridades para el retiro,” revela el Dr. Timmermann.

Otros resultados de la encuesta

No siempre se quiere ayuda: Además de las presiones financieras, muchos de los trabajadores mayores enfrentan una barrera adicional a la realización en el ámbito laboral: la percepción de perjuicios por la edad. Cuando se les preguntó por búsquedas laborales no exitosas, los trabajadores mayores dieron frecuentemente razones sugiriendo o implicando como motivo  la edad. Un 39% de los empleados entre 55 y 59 años señalaron el mismo motivo, mientras que en los intervalos de 60 a 65 años y 66 a 70 años, solo el 42% y el 60%  respectivamente identificaron la edad como una barrera.

Los trabajadores mayores prefieren trabajos de medio tiempo: entre aquellos que continúan en el ámbito laboral, alrededor del 76% entre 55 y 59 años trabajan más de 35 horas a la semana, y solo el 39% entre 66 y 70 años trabajan esa cantidad de horas. Casi cuatro en diez (39%) entre los 66 y 70 años están trabajando menos de 20 horas semanales. Entre los que están buscando trabajo en este intervalo de edades, el 56% quiere trabajar menos de 20 horas por semana.

Trabajo de Portafolios: En entrevistas hechas para este estudio, algunos de los trabajadores mayores hablaron sobre sus vidas adquiriendo “cualidad de portafolios” – una mezcla de trabajo pago de  medio tiempo, trabajo voluntario y viajes, junto con más tiempo para sus hobbies y familias. Apoyando esta metáfora de portafolios, el 25% de los entrevistados en todos los grupos están actualmente recibiendo un ingreso de más de un trabajo. Alrededor del 20% de aquellos que trabajan tienen dos empleos, y otro 4% tiene tres.

Los que se mantienen retirados: estereotipos de lo opuesto, sólo el 15% entre 66 y 70 años se mudaron a climas más cálidos una vez que comenzaron a recibir los beneficios del retiro, mientras  que el 21% entre 60 y 65 años y el 28% entre 55 y 59 años eligen trasladarse. Entre los empleados que tuvieron acceso a los beneficios del retiro cuando eran más jóvenes, las tasas de traslado son mayores.

¿Una fuerza de trabajo que envejece saludable?: Aproximadamente la mitad de todos los encuestados caracterizan su salud como excelente o muy buena, 49% entre 66 y 70 años, 52% entre 60 y 65 años y 54% entre 55 y 59 años. Estos hallazgos indican que la fuerza de trabajo en envejecimiento parece estar lo suficientemente saludable como para soportar las demandas físicas del trabajo, al menos en el futuro inmediato.

Acerca del estudio

El estudio Vivir por más tiempo, Trabajar por más tiempo del MetLife Mature Market Institute® fue conducido por David DeLong & Associates, Inc. y Zogby Internacional durante el primer cuarto del año 2006. La encuesta contó con 2.719  personas entrevistadas entre 55 y 70 años. Para complementar los datos de la encuesta, una pequeña muestra de entrevistas adicionales fue realizada sobre personas que concordaban con el perfil requerido, como también con gerentes de compañías responsables de la diversidad en la fuerza laboral y expertos en reclutamiento de trabajadores mayores.

El MetLife Mature Market Institute® es el centro de recursos de información y políticas en asuntos relacionados con envejecimiento, retiro, cuidado a largo plazo y mercados maduros. El Instituto, formado por gerontólogos, provee investigación, entrenamiento y educación, consultoría e información para respaldar a MetLife, a sus clientes corporativos y a socios de negocios.


Leave a Reply