¿Trabajar en una empresa extranjera o nacional?


El sondeo hecho por Randstad México, “Motivaciones del mexicano en el trabajo”, destaca que sólo un 22% de los mexicanos entrevistados desearía trabajar en una empresa nacional, mientras que un 44% se inclina por trabajar en empresas multinacionales.
El término multinacional es aplicado para nombrar aquellas empresas ubicadas igualmente en múltiples naciones, lo cual las convierte en muchas ocasiones en una meta laboral para aquellas personas que tienen el sueño de hacer una carrera internacional.
La empresa multinacional es un agente que favorece y dinamiza el crecimiento económico de un país; es creadora neta de comercio, explica una parte significativa de la producción mundial y es una institución relevante en la generación y transferencia de tecnología y en los movimientos de capitales. Esta situación, muchas veces genera la percepción de que son empresas exitosas, que como resultado de su internacionalización pueden ofrecer mejores sueldos, beneficios y oportunidades de crecimiento; motivo suficiente para que muchos deseen trabajar en ellas.
Sin embargo, lo anterior no significa que trabajar para una empresa internacional sea la mejor opción para todos. Muchos sueñan con desarrollar una carrera internacional, pero no todos están dispuestos a empaquetar su vida e irse a otro país; sobre todo en un país como México, donde el valor de la familia es muy alto. Ahora, si hablamos de sueldos y beneficios; en México existen miles de empresas que al igual que las multinacionales otorgan excelentes beneficios para sus empleados y si no se han internacionalizado es porque probablemente sus productos o tipo de mercado no lo requieren.
Multinacionales, Nacionales, Pequeña y Mediana Empresa; cualquier opción posee diferentes características en cuanto a políticas internas y oportunidades. Es en este punto donde cada persona debe evaluar sus opciones y calificar estas características como fortalezas o debilidades.
Más que valorar si una empresa es nacional o multinacional, debemos poner sobre una balanza las cualidades que buscamos (beneficios económicos, desarrollo profesional, posibilidades de formación y estabilidad, entre otras), sin dejar de considerar también lo que no deseamos; estableciendo en cada una de éstas un porcentaje o ranking, que permita confrontarlas con las vacantes a las cuales decidamos aplicar.
Con las cualidades que buscamos en un trabajo, podríamos crear una tabla comparativa donde podamos visualizar cual vacante es aquella que mejor se adapta a lo que buscamos:
 

Cualidades ideales
Desafíos y riesgos del trabajo
Oportunidades de Crecimiento
Balance de Vida
Paquete de Beneficios
Objetivos de puesto claros
Trabajo en equipo
 

Una vez terminado nuestro análisis, lograremos una visión más profunda que nos permitirá seleccionar la vacante cuyas características mejor se adaptan a nuestras expectativas laborales y no sólo a la situación de si la empresa es nacional o multinacional.Es importante hacer hincapié que el mejor trabajador es el que está contento con su empleo, ya sea una empresa de prestigio internacional o no, por lo que cada persona tiene la responsabilidad de elegir en donde desea desarrollarse laboralmente.
 


Leave a Reply