Renault se compromete a mantener la plantilla de su filial en Argentina

BUENOS AIRES. La francesa Renault se comprometió a mantener hasta mediados de año la estabilidad laboral de los 1.250 empleados de su fábrica en Argentina, informaron hoy fuentes del sindicato de mecánicos, que negoció acuerdos similares con otras multinacionales automovilísticas radicadas en el país.

"Firmamos un acuerdo de estabilidad laboral y paz social hasta el 30 de junio. Queríamos que esto durara hasta fin de año, pero la empresa no se animó", dijo el líder del sindicato de mecánicos, Omar Dragún, a periodistas

El acuerdo "garantiza" la continuidad de los puestos de trabajo de 1.090 obreros y 160 contratados en la planta de Renault en la provincia de Córdoba (centro), a cambio del compromiso sindical de "mantener la tranquilidad" en la relación laboral, comentó

El sindicalista dijo que "no están previstas suspensiones" de empleados de la multinacional francesa hasta febrero, cuando la planta cerrará por vacaciones, pero admitió que "probablemente las haya al retornar" del descanso veraniego

En las últimas semanas, luego de una oleada de protestas por suspensiones y despidos de trabajadores, el sindicato de mecánicos alcanzó acuerdos con otras multinacionales de automoción para asegurar los puestos de trabajo en el sector

El martes, previo acuerdo con el sindicato, la alemana Volkswagen prorrogó hasta comienzos de febrero la suspensión de 1.500 trabajadores de su fábrica de cajas de cambios también situada en Córdoba, donde acumuló un inventario de 100.000 unidades por la caída de las ventas a otros mercados

El pacto establece que los obreros suspendidos cobrarán el 75 por ciento de sus salarios y el sindicato de mecánicos optó por aplazar hasta marzo las negociaciones paritarias que debían comenzar el mes próximo

En Córdoba, que concentra a buena parte de la industria argentina de automoción, se calcula que hay unos 2.500 trabajadores del sector suspendidos a causa de una caída del 30 por ciento de las exportaciones provocada por la crisis financiera global

Desde mediados de mes también rige un acuerdo para llevar a cabo suspensiones "escalonadas" de 1.600 trabajadores de la planta de la estadounidense General Motors en la provincia de Santa Fe, vecina a Córdoba, donde a fines del año pasado hubo múltiples protestas sindicales que obligaron a la intervención del Ministerio de Trabajo

Con la mediación de las autoridades laborales, la fábrica de piezas de automóviles Paraná Metal ofreció garantizar la estabilidad de sus 1.300 obreros, actualmente suspendidos, a cambio de una bajada del salario del 30 por ciento y que las suspensiones sean por turnos, propuesta que analiza el sindicato

Argentina produjo en 2008 un récord de 597.086 automóviles, con un alza interanual del 9,6 por ciento, pero registró en diciembre una caída del 47,3 por ciento frente al mismo mes de 2007

En diciembre pasado, el Gobierno argentino lanzó líneas de créditos blandos para la compra de automóviles nuevos de fabricación local a fin de estimular el mantenimiento de la actividad y el empleo en el sector, entre otras medidas para afrontar los coletazos de la crisis global en la economía nacional.

 

 

Tags:

Responder