Proactividad


La proactividad es una característica de la personalidad que tiene implicancias a partir de la motivación y de la acción. La proactividad es una creencia en el rico potencial de cambios que puede hacer el individuo para mejorar él mismo y su entorno. Esto incluye varias facetas como la inventiva, el ingenio, la responsabilidad, los valores y la visión.
El individuo que posee una actitud proactiva, cree en la existencia de suficientes recursos para lograr sus fines que pueden ser internos o externos. Bienes, servicios, y la gente, están allí y pueden ser influenciados para apoyar el logro de metas. La inteligencia, el coraje, la fuerza, por ejemplo, residen en la proactividad; permiten fijar metas y ser persistente.

Proactividad

Proactividad

El individuo proactivo se hace responsable de su propio crecimiento. El curso de la vida no está completamente determinado por fuerzas externas sino que hay elecciones por hacer. El individuo proactivo enfrenta la realidad y adopta un enfoque equilibrado a la hora de culparse a sí mismo y a los demás cuando ocurren situaciones negativas.
En este caso deben distinguirse dos tipos de responsabilidades: responsabilidad por los hechos del pasado y responsabilidad por lograr lo que quiere. La última es crucial aquí. El individuo con actitud proactiva se enfoca en soluciones a problemas, no importa si los problemas por él mismo o por otros.
El individuo proactivo se conduce a través de valores.  El comportamiento de los otros puede estar influenciado por su ambiente social mientras que las personas proactivas son, en contraste, conscientes de sus valores y escogen su accionar de acuerdo a estos. Así mismo cabe destacar que los valores están influenciados por otros durante el proceso de socialización.  La gente difiere uno de otros en el grado en que su vida y por lo tanto sus acciones dependen de esos valores. Los valores no necesariamente deben ser socialmente aceptados. Los criminales también tienen sus propios valores que conducen sus acciones y los terroristas también son considerados individuos proactivos.
El individuo proactivo tiene una visión. El o ella crean el significado de sus vidas poniendose metas ambiciosas. De nuevo, estos no tienen por qué ser logros socialmente aceptables. Los misioneros, políticos, maestros, atletas pueden tener sueños que entren en conflicto con los demás. Se imaginan lo que podría ser y definen sus metas en línea con su visión. El Total Quality Management es un principio de mejora continua en las organizaciones. Lo mismo podría aplicarse a las personas que constantemente luchan por mejorar a sí mismos. Acumulan recursos, evitan el agotamiento de los mismos, y movilizan fuerzas para luchar a largo plazo. Tienen una misión, impuesta por sí mismos.
La construcción psicológica de la actitud proactiva está relacionada con variables como: autodeterminación, optmismo, esperanza, autoeficacia.

Preguntas para medir la actitud proactiva de un individuo

  • Paso tiempo en identificar metas a largo plazo para mi mismo
  • Me siento responsable de que ocurran las cosas
  • Me siento responsable de mi propia vida
  • Me siento guiado por mis valores personales
  • Me siento guiado por un sentido del propósito
  • Soy capaz de elegir mis propias acciones
  • Focalizo mis esfuerzos en cosas que puedo controlar
  • Hay oportunidades de sobra que me esperan

Formato de la respuesta

(1) no es verdad del todo, (2) es un poco cierto, (3) moderadamente cierto (4) Exactamente así es.

Bibliografía.

Schmitz, G. S. & Schwarzer, R. (1999). Proaktive Einstellung von Lehrern: Konstruktbeschreibung und psychometrische Analysen [Teachers’ Proactive Attitude: Construct description and psychometric analyses]. Zeitschrift für Empirische Pädagogik, 13 (1), 3-27.


Leave a Reply