Motivación laboral


La motivación laboral a menudo está presente en todos los trabajadores cuando comienzan a ejercer funciones en su nueva organización. Es deber de la empresa, mantener los niveles de motivación elevados para evitar conflictos internos, insatisfacción laboral, ausentismo, baja en la productividad.

motivacion-laboral

La motivación en el trabajo es una gestión que comienza desde le proceso de reclutamiento y selección. A menudo las organizaciones deslumbran a los candidatos durante le proceso de selección presentando a una empresa ideal y después con el correr de los días, poco a poco la gente se siente defraudada. Los ‘defectos’ de la empresa o las cosas que comienzan a no agradar, en lugar de  ser vistos con objetividad, se viven de manera negativa por ese desencanto inicial. Las áreas de Empleos deben ofrecer una visión equilibrada de lo que significa trabajar en la empresa, incluso en algún punto podrían ser críticos lo que ofrecería una imagen de transparencia ya que la gente conoce bien el mercado laboral y saben que no existe una empresa perfecta.

Los planes de carrera reales y bien gestionados son otra herramienta para mantener o elevar los niveles de motivación laboral. Los trabajadores valiosos para las empresas no quiere trabajar sólo por un salario, sino por un proyecto de vida que incluye una carrera profesional. Las oportunidades de carrera dentro de la organización son un gran motivador y la gestión de las oportunidades de crecimiento son clave para retener a los mejores.

La conflictividad laboral, los problemas gremiales y los problemas de conducta interna que no son desmotivantes especialmente cuando se extienden en el tiempo. En todas las legislaciones la responsabilidad de manterner el orden y aplicar sanciones pertenece a la empresa. En casos de mucha conflictividad, a veces las empresas no intervienen o por negligencia o porque consideran que aumentaría el conflicto. La sensación de estar a la deriva en medio de la conflictividad daña la moral de los empleados que buscarán la forma de alejarse, pedir licencias o buscar otro empleo cuanto antes. La organización debe tomar medidas para resolver los conflictos y además comunicar que si bien la situación no se ha resuelto, se está bajo control.

La formación en la empresa también es una de las herramientas para mantener los niveles de motivación laboral elevados a lo largo del tiempo. Las capacitaciones el aula están desapareciendo, ya que es difícil medir la traslación de esos cursos al trabajo diario. La formación en el puesto de trabajo con un esquema de rotación de puestos (incluso expatriaciones) diseñado por el responsable de planificación de RRHH es una excelente opción que utilizan cada vez más empresas. La formación en el puesto de trabajo es un elemento del desarrollo profesional. El mejor aprendizaje es el que combina el coaching personalizado con el aprendizaje on the job y un 20% de e-learning. Los índices de motivación que genera estas acciones son elevados y de alta calidad ya que la gente se queda con el conocimiento y aprendizaje que le valdrá no solo para el desarrollo profesional dentro de la empresa sino a lo largo de toda su carrera.

Las acciones para mantener la motivación pueden ser muchas depende cada empresa, pero dado que suele haber mucha insatisfación laboral en general, las empresas eficaces, con buena administración de recursos humanos, con acciones transparentes, con buena reputación corporativa, suelen ser donde se dan mayores índices de motivación laboral.


Leave a Reply