Los ‘tories’ piden una “revolución del trabajo”

Los trabajos de 9 a 5 deben ser descartados en favor de empleos con horarios flexibles, compartir trabajo y trabajar desde la casa, afirmaron ayer los Tories*.

Sin un fuerte sacudón en la forma en que se concibe el empleo, la prosperidad de la economía británica podría verse amenazada, advirtió el Secretario de Trabajo y pensiones de los Tories, Phillip Hammond.

Los empleados podrían pasar de trabajar sólo para una empresa, a ser freelancers  conforme a un contrato "de horas cero".

Podrían vender parte de su tiempo por hora o por proyecto a varios empleadores, dijo Hammond en un discurso en Strattford.

El "trabajo para toda la vida" ya es cosa del pasado -y la diferencia entre "empleado y desempleado" le seguirá en breve, agregó.

"No tenemos duda que para expandir nuestra economía y nuestras metas en lo social, debemos ver antes un muy importante aumento de la flexibilidad del modelo de trabajo".

"El capital humano es el recurso natural de Gran Bretaña"

Dijo también que la pregunta sobre el empleo del futuro es: "¿Es el modelo rígido de trabajo de 9 a 5, apto para los propósitos de la economía global de 24 hs/365 días, donde las empresas tienen que trabajar atravesando distintos usos horarios y acomodando diferentes culturas porque deben continuar siendo competitivos y sobrevivir?"

"Nosotros, en el Partido Conservador, no tenemos duda que la respuesta es un rotundo ‘no’."

Con la visión del partido, más personas van a trabajar desde sus casas o en diferentes momentos del día para compatibilizar las demandas de sus empleadores y las presiones de su vida privada.

Las personas mayores nunca se terminarán de retirar, permaneciendo en las agendas de sus empleadores para trabajos ocasionales.

"El trabajo flexible, abrirá el lugar de trabajo a más personas y lo hará más atractivo y satisfactorio para muchos".

"Mantendrán nuestra competitividad global y nuestra prosperidad como Nación, por estar  continuamente mejorando su productividad"

El gobierno debe tomar ventaja ya que Gran Bretaña es un gran empleador "no regulando para tener flexibilidad sino desregulando para darle paso".

Hammond además utilizó su discurso para reabrir el debate sobre la inmigración.

Se supo esta semana que 427.000 inmigrantes han llegado a Gran Bretaña desde el este de Europa en los 2 últimos años.

Habló de la "necesidad de encontrar el equilibrio justo entre las necesidades del negocio de contar con gente lista para trabajar y las necesidades que tiene la sociedad de oportunidades de empleo flexible, especialmente para la mayor parte de los 5 millones de personas con seguro de desempleo".

"Ignorar a esta fuerza de trabajo en favor de un flujo irrestricto de trabajadores inmigrantes no es sólo dejar pasar la mejor oportunidad de una reintegración social y económica de los grupos excluidos de nuestra sociedad sino que es imponer una carga innecesaria en nuestra estructura social" afirmó.

Agregó que las 2.7 millones de personas con subsidios por incapacidad, no pueden ser pasados por alto.

"Ignorar el potencial que tienen y el talento que ofrecen y catalogarlos como ‘inempleables’ es una terrible pérdida del recurso humano que no puede ser tolerada ".

* Partido conservador británico

 

Referencias, créditos & citaciones APA: www.losrecursoshumanos.com. Portal especializado en temas de RRHH con más de 8000 artículos a la fecha. Título del artículo: "Los ‘tories’ piden una “revolución del trabajo”". Fecha de publicación: 16/03/2008. Autoría del contenido: LosRecursosHumanos.com. Obtenido el 25/06/2022, desde la url: https://www.losrecursoshumanos.com/los-tories-piden-una-revolucion-del-trabajo/

Responder