La Presidenta autorizó el funcionamiento de una terminal

BUENOS AIRES. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner firmó este martes el decreto para que opere como terminal automotriz la filial argentina de la fabricante brasileña de camiones Agrale, que con una inversión de 5 millones de dólares, prevé alcanzar el próximo año una producción de 1.000 chasis para colectivos.

La decisión fue confirmada por el ministro de Economía, Martín Lousteau durante una conferencia de prensa en Casa de Gobierno, junto con los directivos de la firma, con los que celebró la "reversión" del "flujo de emigración de empresas automotrices" y que el país se consolide como plataforma del sector.

"La firma va a producir en el país a una escala mayor de lo que actualmente importa; y eso es sumamente significativo", celebró el titular del Palacio de Hacienda.

De acuerdo con lo informado por el ministro, "Argentina tiene un déficit en camiones de 11 toneladas, medianos, y esta primera fase implica producir el doble de lo que se venía importando desde Brasil".

Los considerandos del decreto al que tuvo acceso Télam informan que la "planta industrial será instalada con domicilio real en la Colectora Este 29.501 de la localidad de El Talar, provincia de Buenos Aires", en el partido bonaerense de Tigre.

Este reconocimiento de terminal automotriz se suma a los que, bajo la administración del ex presidente Néstor Kirchner, se otorgaron a Honda Argentina y TATSA en el transcurso del corriente año.

La cúpula regional de la compañía se reunió el miércoles al mediodía en la Convención Anual de Agrale Argentina, y un llamado desde Casa de Gobierno, le comunicó que Cristina los iba a recibir en horas de la tarde y que firmaría el decreto que los reconoce como terminal automotriz.

La buena nueva, según confiaron a Télam fuentes de la empresa, "potenció en forma sorpresiva los festejos de los ejecutivos, representantes y trabajadores de la constructora de vehículos medianos que participaban de la Convención".

"Era un día muy esperado por nosotros. Estamos muy contentos y agradecidos con la presidenta Cristina Fernández por su intervención desde el primer momento", explicó a Télam el gerente comercial de Agrale Argentina, Ignacio Armendáriz.

La firma prevé una inversión de 5 millones de dólares, fuera de la adquisición del predio ubicado sobre la ruta 5 a escasos kilómetros de la ciudad bonaerense de Mercedes, para comenzar a producir chasis y algunos camiones livianos a partir del segundo trimestre del próximo año.

"Se estará empleando entonces a 50 personas de forma directa, más los trabajadores indirectos que se generan en torno a esta industria", aseguró entusiasmado el máximo responsable de la marca gaúcha.

El directivo, quien al momento del contacto con Télam estaba acompañado de su par brasileño, Flavio Crosa, confirmó que las conversaciones con Brasil estaban bastante avanzadas para lograr una integración y que la diferencia del tipo de cambio entre ambos países privilegia a la Argentina.

Durante la conferencia de prensa en Casa de Gobierno, Crosa insistió en que "la mayor expectativa es atender a este mercado que se desarrolla en la región de manera muy fuerte, para formar aquí una base de exportación de productos, inclusive a Brasil".

La compañía importa a la fecha toda su producción desde sus cuatro plantas ubicadas en el país vecino, pero la diferencia en la paridad cambiaria llevó a sus dueños a planificar una quinta en territorio argentino.

Armendáriz se manifestó confiado en que el establecimiento de Mercedes se convierta "en una planta estratégica para América latina". Agrale abastece actualmente, además de sus respectivos mercados locales, a Perú, Colombia y, próximamente, Venezuela.

La terminal brasileña se instaló comercialmente en la Argentina hace 30 años en provincias limítrofes: abrió su primera concesionaria en 1971.

En los 90, bajo la asociación Deutz-Agrale, comenzó con la fabricación de tractores, pero no fue hasta 2005 que se constituyó bajo la denominación Agrale Argentina como subsidiaria de la automotriz brasileña.

"El último vehículo se fabricó en 1999 y desde entonces no se produce en el país", recordó Armendariz.

En Brasil, Agrale produce camiones livianos, buses, minibuses con motor delantero y trasero y chasis, según explicó a esta agencia el director de marketing de la marca en Argentina, Matías Boll.

Además de esta ’buena nueva’ en la firma se aprestan a presentar un nuevo modelo, producido en Brasil, que se integrará a la familia de livianos y buses con que cuenta actualmente.

Referencias, créditos & citaciones APA: www.losrecursoshumanos.com. Portal especializado en temas de RRHH con más de 8000 artículos a la fecha. Título del artículo: "La Presidenta autorizó el funcionamiento de una terminal". Fecha de publicación: 28/04/2008. Autoría del contenido: LosRecursosHumanos.com. Obtenido el 29/06/2022, desde la url: https://www.losrecursoshumanos.com/la-presidenta-autorizo-el-funcionamiento-de-una-terminal/

Responder