Huelgas en Toyota paralizan 25% de producción de automóviles en Venezuela


CARACAS.  El 25% de la producción de vehículos del país está paralizada desde la semana pasada a consecuencia de las huelgas que mantienen los trabajadores de las ensambladoras japonesas Toyota y Mitsubishi Motors Corp. (MMC), que exigen el cumplimiento de compromisos laborales, y la contratación de un grupo de empleados.

La filial venezolana de Toyota, la tercera mayor del país, entró el pasado 6 de marzo en un paro general luego que unos 50 trabajadores tomaron la planta, ubicada en ciudad oriental de Cumaná, para exigir el pago de unos pasivos laborales.

Este conflicto se sumó al que enfrenta la fabricante Mitsubishi Motors Corp. (MMC), que tiene paralizada su producción desde el pasado 20 de enero después que un grupo de empleados tomó la planta, en el estado oriental de Anzoátegui, para exigir la contratación de 130 trabajadores de una empresa de limpieza.

Toyota fabricó el año pasado 22.437 unidades, mientras que MMC, la quinta mayor empresa del sector, produjo 10.944 vehículos. Las dos ensambladoras generaron 24,7% de la producción total de vehículos del país que alcanzó el año pasado las 135.042 unidades.

Las huelgas que enfrentan ambas empresas tienen paralizada una cuarta parte de la producción de automóviles del país, de acuerdo con registros de la Cámara Automotriz de Venezuela.

Un grupo empleados y obreros de Toyota de Venezuela denunció el jueves en un comunicado que la ensambladora enfrenta "uno de los momentos más difíciles" en sus 27 años de permanencia en el país, debido en parte a la toma de la planta que mantienen unos trabajadores que tienen suspendida completamente la producción de la empresa.

Antes de la huelga Toyota de Venezuela fabricaba 120 unidades por día.

En el escrito se refiere que el conflicto laboral ocurre en medio de un contexto de crisis financiera mundial, y una serie de problemas locales tales como las limitaciones que ha impuesto el gobierno para la importación de vehículos completos, y los retrasos en la entrega de divisas para el pago de partes importadas de CKD necesarias para el ensamblaje de autos.

"Vemos con mucha preocupación la posibilidad de que se afecte de manera crítica y permanente la continuidad de las operaciones de planta Toyota, lo que afectaría en gran manera nuestra fuente de empleos directos e indirectos, y por consiguiente, la generación de capital interno en nuestra ciudad y zonas cercanas", agrega el comunicado.

Argenis Vásquez, secretario de organización del sindicato de trabajadores de Toyota, dijo recientemente al diario local El Universal que la Compañía ha incumplido desde el año pasado varias cláusulas establecidas en la convención colectiva relacionadas con el seguro médico, el comedor, y la entrega de 4% de la producción de autos a bajo costo a los trabajadores.

Toyota de Venezuela cuenta con una nómina de 2.700 empleados directos, y otros 7.000 indirectos que trabajan para las proveedoras de partes y empresas concesionarias de la marca.

Desde hace más de mes y medio Mitsubishi Motors Corp. tiene paralizada completamente la producción luego que unos 200 trabajadores tomaron la planta para exigir a la automotriz que contrate a 130 empleados de una contratista de limpieza, que cesó su relación con la ensambladora el año pasado.

El conflicto se agravó el pasado 29 de enero luego de un enfrentamiento que se dio entre un grupo de trabajadores y policías, donde murieron dos manifestantes.

El presidente Hugo Chávez criticó duramente a los policías que trataron de dispersar la protesta, he hizo un llamado a los empleados a buscar un arreglo que hasta ahora no se ha logrado. Luego de ese incidente fueron detenidos siete policías por su presunta participación en las muertes de los manifestantes.

MMC cuenta con una nómina de 6.000 trabajadores.

A consecuencia de la huelga MMC ha dejado de percibir cerca 53,2 millones de dólares entre enero y marzo. Antes del conflicto la empresa producía 80 unidades por día.

 


Leave a Reply