España: La jubilación parcial cuesta a la Seguridad Social 100.000 euros más por pensionista

El número de trabajadores que se acogen a esta fórmula de retiro se ha multiplicado por tres desde que se instauró en el año 2001.

Cada jubilado parcial menor de 65 años cuesta a la Seguridad Social una media de 100.000 euros adicionales, según informes del Ministerio de Trabajo confeccionados para elaborar los Presupuestos Generales de 2006. El número de trabajadores que se acoge a esta fórmula de retiro se ha multiplicado por tres desde que se instauró en 2001. Así, ha pasado de 6.819 jubilados en 2002 (4% del total de altas) a 20.000 que se esperan en 2005 (10%). A fecha 31 de julio, el número de acogidos era de 13.338.
Los cálculos de Trabajo dan la voz de alarma. De mantenerse este ritmo de crecimiento, en 2020 el sistema tendría que añadir a su gasto ordinario unos 100.000 millones. Ese coste, tan alto e «insostenible» para los expertos, obedece a que los jubilados parciales proceden, en su inmensa mayoría de grandes empresas, con derecho a una pensión media de 20.000 euros al año.
El Gobierno opina que el abandono parcial del trabajo es pues una de las principales lacras de la Seguridad Social, es partidario de mantenerlo pero -en la propuesta de reforma de pensiones, presentada a empresarios y sindicatos- aboga por endurecer los requisitos de acceso. La posibilidad de acogerse a este tipo de jubilación data del acuerdo de 2001; se aplica a partir de los 60 años; y afecta a dos colectivos de manera diferente. Por un lado, a los menores de 65 años y, por otro, a los mayores de esa edad. En el primero de los supuestos queda vincula a que su titular suscriba un contrato con jornada reducida y a la existencia de otro de relevo a cubrir por un parado o por un empleado temporal. La fórmula compagina salario y pensión con lo que aumenta el gasto de la Seguridad Social que tiene que adelantar parte de la prestación. Cuando son los mayores de 65 quienes optan por ella no es necesario el contrato de relevo. Los actuales requisitos para acceder a una pensión parcial a los 60 años consisten en tener 15 cotizados y continuar en el empleo, pero la jornada a desarrollar puede reducirse hasta un 85%.

Comparaciones

Los planes del Ministerio retrasan a los 61 años la posibilidad; elevan el horario mínimo a realizar del 15 al 25%; suben los años cotizados a 30; y establecen una antigüedad de, al menos, 10 años en la empresa para poder acogerse a la jubilación parcial.
Por otro lado, la proporción de trabajadores que se jubila anticipadamente desciende en 2005. De enero a agosto, los jubilados con más de 65 años representaban el 59% del total, frente al 50% en 2004. La evolución supone también un aumento de la edad media de jubilación que se sitúa más cerca de los 65 años. Pese a este comportamiento, la propuesta del Gobierno varía igualmente las condiciones que rigen la jubilación anticipada.
Modifica los coeficientes actuales y los establece en un 6,5% por cada año que le falte al interesado para cumplir los 65, más un 1% fijo; y se compromete a mejorar las prestaciones, causadas antes de enero de 2002, por los trabajadores despedidos con 60 ó más años, que hubiesen acreditado 35 o más de cotización.

Referencias, créditos & citaciones APA: www.losrecursoshumanos.com. Portal especializado en temas de RRHH con más de 8000 artículos a la fecha. Título del artículo: "España: La jubilación parcial cuesta a la Seguridad Social 100.000 euros más por pensionista". Fecha de publicación: 20/03/2008. Autoría del contenido: LosRecursosHumanos.com. Obtenido el 07/10/2022, desde la url: https://www.losrecursoshumanos.com/espana-la-jubilacion-parcial-cuesta-a-la-seguridad-social-100-000-euros-mas-por-pensionista/

Responder