En el aire: el lado deshumanizado del outplacement


En el aire (Up in the air – 2009 – Amor sin escalas) es una muy buena película que protagoniza George Clooney que trata el lado más frío y falaz del despido y la recolocación de una persona en el mercado laboral.
Frío porque los personajes afirman que cuanto más frío y cortante sea la entrevista de salida mejor se puede hacer el trabajo. Y falaz porque no hay ningún tipo de recolocación real detrás, sino un discurso corto que le da el consultor a quien despide, más un folleto explicativo y  la recolocación termina ahí.
La película muestra un mundo globalizado con menos trato humano, y consultores con speechs de despido a medida para cada situación que los estos repiten como robots.
Clooney es un consultor de outplacement, que viaja durante 322 días al año despidiendo gente en empresas en todo Estados Unidos. En lo personal se jacta de ser un antisocial a quien no le gusta llevar una mochila pesada de relaciones.  Él y su jefe, son niños en una tienda de dulces frente al boom de los despidos por la crisis financiera.
La película muestra un consultor eficiente y comprometido con su trabajo, cuya relación personal más estrecha es con los aeropuertos y las tarjetas de descuentos por viajer frecuente.
Asegura que las empresas los contratan evitar situaciones de violencia y consecuencias legales. Por ello utilizan técnicas de despidos estudiadas, para asegurarse de que los despedidos "que salgan por la puerta" con frases como "este es el comienzo de tu nueva vida", etc. que para nada son ciertas.
Uno de los puntos críticos de la película, cuando el jefe de la consultora les informa en una reunión que empezarán a utilizar la videoconferencia para realizar despidos y ahorrar un dineral en viajes y hoteles.
Clooney que ve amenazada su vida de soltero sin ataduras, dice que esto no es recomendable porque las personas necesitan un trato cara a cara en esos momentos.
Allí se presenta una aprendiz de consultora de outplacement (la actriz Anna Kendrick) que es la responsable del proyecto de videoconferencias y deciden que es conveniente que viaje con él y participe en persona de este proceso para saber cómo se hace.
Entonces viajan a una automotriz en Detroit, donde prueban el modelo de videoconferencias, y un empleado en una sala vacía con una computadora y ellos (Clooney y Kendrick ) están en una habitación contigua con un ordenador y le dicen que está despedido "sin decir la palabra despedido" tal como afirman que se debe hacer y es invitado a recoger sus pertenencias.
El antihéroe moderno, un aprovechado de la destrucción de empleos pero para regocijo del telespectador, paga su osadía con su vida personal.
En el aire es un film que obliga a pensar varios temas entre otros  que las crisis son desgracias para unos y oportunidades y abundancia para otros, y  gracias a las nuevas tecnologías,  nos muestra cómo podrían ser los despidos en el futuro: quizás desde un call center, teleoperadores despidiendo personas de todo el mundo a través de 4 o 5 frases estudiadas y una webcam.

 

Up in the air. Tralier subtitulado.

 


Leave a Reply