El Jefe de Gabinete justificó su decisión de no dejar entrar a un Juez por medio de la policía

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, justificó su rechazo al fallo judicial que ordenó el desalojo en el gremio de aeronavegantes, pero la oposición busca sumar fuerza en su ofensiva para removerlo del cargo.

En una extensa conferencia de prensa en la Casa Rosada, Fernández afirmó que decidió no acatar la orden judicial porque "era de cumplimiento imposible", ya que había "dos fallos judiciales antagónicos" y "cualquier acción implicaba una situación de enfrentamiento" con posibles heridos y hasta muertos.

"Estábamos frente a dos sentencias judiciales antagónicas de imposible cumplimiento y, con dos sectores en pugna, cualquier acción implicaba una situación de enfrentamiento", señaló Fernández.

Enseguida, agregó que "no es obligación del Estado reprimir en estos casos y menos terminar en situaciones con personas heridas y eventualmente muertas", y dijo que "de ninguna manera" la intención fue beneficiar a la Lista Verde, que responde a la embajadora en Venezuela, Alicia Castro.

"Tuve que bregar por lo mejor: busqué una salida para no tener que reprimir a nadie. Tenía que garantizar que nadie fuera lastimado o perdiera la vida", subrayó el jefe de ministros poco después de que la justicia laboral volviera a suspender una orden de desalojo del gremio para la asunción de las nuevas autoridades.

Los fallos judiciales "contrapuestos" a los que aludió Fernández son el que en 2006 determinó que en las elecciones del gremio se había impuesto la Lista Celeste y otro que en noviembre pasado dictaminó que había triunfado la Lista Verde.

Sin embargo, a pesar de las explicaciones, ganó fuerza en el arco opositor el proyecto de resolución que presentó la UCR para que la Cámara baja interpele al jefe de Gabinete, en mérito de una "moción de censura", el paso inmediato a la remoción.

La ofensiva contra Fernández responde a la decisión del funcionario de incumplir por considerar "inconstitucional" una orden de allanamiento del juez José Sudera en el gremio de los aeronavegantes.

Ya se mostraron dispuestos a acompañar la embestida contra el ministro con sus votos en el recinto el Peronismo Federal, la Coalición Cívica (CC), el PRO y sectores de la centroizquierda.

La moción de censura es un mecanismo propio de las democracias parlamentarias, introducido en la Constitución en la reforma de 1994, pero hasta ahora nunca fue aplicado.

Para interpelar al ministro y aprobarla, se necesita el voto de la mayoría absoluta de los miembros de cualquiera de las dos cámaras, pero el jefe de Gabinete sólo perdería su cargo si así lo dispusiera la mayoría absoluta de cada una de las cámaras.

El autor del proyecto, el diputado nacional de la UCR, Miguel µngel Giubergia, consideró "lamentables" los argumentos de Fernández, por entender que "nada de lo que explicó se ajusta a verdad".

"Nos esta tomando por estúpidos, y piensa que todos los argentinos podemos creernos la gran hipocresía con que defiende lo indefendible", aseguró el legislador jujeño y continuó "el jefe de gabinete ha violado la Constitución, no existen grises en esta situación y debe hacerse cargo de la gravedad de su decisión".

Por su parte, el diputado del justicialismo disidente Felipe Solá consideró que Fernández "se pasó de la raya" e incurrió en "desobediencia cabal al Poder Judicial", por lo que avaló la "moción de censura" presentada para pedir la interpelación.

"Si todavía creemos que podemos ser una República, tenemos que respetar la independencia de los Poderes del Estado. Y en esta ocasión, el jefe de Gabinete, no lo hizo. Por eso, desde el Peronismo Federal vamos a respaldar la moción de censura para que sea interpelado en la Cámara de Diputados y evaluar si, eventualmente, debe ser removido", advirtió.

Más contundente fue la titular de la Coalición Cívica Elisa Carrió: "El funcionario que desobedece a la Justicia comete un delito y el que comete un delito es un delincuente".

El titular del bloque de diputados de Unión-PRO, Federico Pinedo, quien sostuvo que Fernández ofreció "excusas patéticas" en conferencia de prensa y remarcó que la oposición busca una "explicación adecuada" en la Cámara baja.

"Si el Congreso vota una moción de censura es porque no está de acuerdo con la violación a los demás poderes de la Nación.

Fernández puede ser removido por haber pasado por encima de la Constitución, pero eso deberá discutirlo la Cámara", subrayó Pinedo.

 

Referencias, créditos & citaciones APA: www.losrecursoshumanos.com. Portal especializado en temas de RRHH con más de 8000 artículos a la fecha. Título del artículo: "El Jefe de Gabinete justificó su decisión de no dejar entrar a un Juez por medio de la policía". Fecha de publicación: 18/12/2009. Autoría del contenido: LosRecursosHumanos.com. Obtenido el 26/11/2022, desde la url: https://www.losrecursoshumanos.com/el-jefe-de-gabinete-justifico-su-decision-de-no-dejar-entrar-a-un-juez-por-medio-de-la-policia/

Responder