Cuando los curriculums bien escritos no funcionan

Quienes buscan trabajo pasan más tiempo preocupados por sus curriculums que por otros aspectos del proceso de búsqueda. Esto es porque la mayoría cree que los curriculums son herramientas mágicas. Pero no importa lo bien que quedes "en papel" la realidad, es que el curriculum por sí solo no te llevará muy lejos.  
La búsqueda laboral está compuesta de una serie de componentes, incluyendo tus propias perspectivas, actividades varias de búsqueda de empleo y las entrevistas. Cada componente lleva a otro, y que si te faltan fuerzas o convicción para esto, tu búsqueda fracasará. En el fondo hay signos reveladores de que tu búsqueda de trabajo puede estar en peligro y cuanto antes soluciones esto, más oportunidades tendrás de conseguir un trabajo.


Signos de que tienes una mirada poco entusiasta

> Rápidamente descartas el consejo de alguien haciendo comentarios como: “Esto no funciona. Lo he intentado todo”
Solución: Mantén tu mente abierta cuando alguien te de un consejo, incluso si ya te lo habían dicho. A veces sólo toma un par de minutos a que un mensaje nos llegue.

>Después de una entrevista haces comentarios tipo: “Apenas me vio (el selector) me di cuenta que buscaba a alguien más joven que yo”.
Solución: Ninguna persona que busca trabajo es el candidato perfecto. Algunos son muy mayores otros son muy jóvenes; algunos tienen demasiada experiencia, otros no tienen ninguna.

>Envías mails que dicen: “mandé mi currículum en seguida la semana pasada y ustedes nunca me llamaron. ¿Me dejaron de lado?”
Solución: Cuando te sientas abrumado, frustrado o enojado, ve a dar una caminata para despejar tu cabeza antes de enviar un mail ofensivo.

>No eres lo suficientemente responsable de tu propia búsqueda laboral, y culpas a factores externos de tu falta de progreso.
Solución
: Hay aspectos de la búsqueda de trabajo que no podrás controlar, pero los que sí puedes (número de llamadas por día, asistir a encuentros para relacionarte con gente, etc.) tómatelos en serio.

Signos de que tienes un manejo pasivo del tema

>No has desarrollado un Plan de búsqueda de trabajo y pasas mucho tiempo sentado.
Solución: Tómate el tiempo para establecer una estrategia y escríbela en un papel. No te fíes de tu memoria.
Te hará sentir más responsable el escribir lo que piensas y volcar todo en un papel.

>Vas a emprender tu búsqueda de trabajo sin la guía de una persona especializada.
Solución: Consigue a alguien que te pueda dar una visión objetiva sobre lo que haces para buscar trabajo. Haciendo esto sabrás en qué debes mejorar y qué cosas estás haciendo bien.

>Adoptas la postura “Si están interesados me llamarán”.
Solución
: Toma la iniciativa de llamar a los empleadores para conocer el estado de tu postulación.

Signos de que tus habilidades para enfrentar una entrevista están siendo desaprovechadas

>Eres siempre el mejor, el que estuvieron a punto de contratar.
Solución: Llama a alguien que te haya entrevistado en el pasado y pregúntale porque nunca has recibido una oferta de trabajo. Cuando haya pasado mucho tiempo, los entrevistadores tendrán menos problemas de decirte las razones pro las cuales no fuiste elegido.

>Te vas de las entrevistas diciendo “Maldita sea! Por qué dije eso?” o “Hubiese contado mi experiencia en …..”
Solución: Después de cada entrevista, escribe todo lo que dijiste y no funcionó y como lo volverías a decir en la próxima entrevista. Cuando regreses a tu casa, escribe una nota de agradecimiento a los selectores que mencione cuidadosamente que también te hubiese gustado comentarle …

>Cada vez que te vas de una entrevista crees que tu desempeño fue muy bueno pero nunca recibes una oferta de trabajo.
Solució
n: Trabaja junto a un reconocido selector de personal o un profesional especializado en que sea capaz de ayudarte a descubrir y corregir lo que haga falta.


Leave a Reply