Ejecutivos de Unilever reparten mostaza en la calle vestidos de promotores


“Yo debería haber sido vendedor de micro”, les comenta Guillermo Correa, Gerente General de Unilever Foods, el área de alimentos de la transnacional, a otros ejecutivos de la empresa quienes, vestidos de promotores, salieron ayer a repartir la nueva mostaza Hellman’s Deli a los transeúntes del Paseo Ahumada.

Con sus dotes de marketing callejero y, especialmente, su sentido del humor, Correa ganaba por lejos a la veintena de colegas, incluso a su jefe máximo, el director gerente de general de la multinacional, Renato Cantarelli, en la distribución del producto.

“Señora, señora, llévese esta rica mostaza Hellman’s porque ni le cuento como la van a recibir en su casa. Va a tener que andar arrancando de su marido”, una de las primeras frases que lanza Correa para enganchar a los caminantes del Paseo Ahumada.

Luego, ya con una mar de personas a su alrededor, se le acerca una mujer embarazada: “Mire, si prueba esta mostaza y la sigue comprando le apuesto que su hijo va a salir con los ojos azules”, le dice.

Un transeúnte, Carlos Maldonado, le sale un poco duro, no quiere recibir la mostaza porque anda apurado. Con una talla, lo hizo cambiar de opinión. “Si llega a las cuatro de la mañana, dígale a su señora que andaba comprando mostaza Hellman’s. Lo va a recibir con los brazos abiertos”, bromea Correa.

Maldonado, con la mostaza en la mano, sigue caminando hacia la Alameda: “Simpático el promotor, aunque hubiese preferido una minita con minifalda”, dice.

-El promotor es Gerente General de la empresa.

-Chuta, que están jodidos.

-No, no están jodidos. Dicen que es una forma de acercarse al consumidor.

-Aaah, eso está bien. Yo nunca me imaginé encontrarme un gerente bueno para la talla. Deben pasarlo chancho en esa empresa.

Mientras tanto, abuelitas, escolares y más mujeres sucumbían ante el marketinero Correa quien, tras vaciar unos cuatro bolsos con sachets de mostaza, se toma un tiempo para explicar sus dotes: “No, nunca había hecho esto, pero es súper entretenido estar en contacto directo con la gente, con el consumidor. ¿Mi humor? Es algo, que me sale natural, trato de ser así siempre. Una cosa es ser ejecutivo y otra cosa es ser fome. La vida hay que vivirla con humor porque todo sale más fácil”, comenta.
Cabeza de la empresa en Chile: Cantarelli: “El portuñol me jugó en contra”
Renato Cantarelli, director gerente general de Unilever Chile, es brasileño y dice que su “portuñol” le jugó en contra en su primera experiencia como promotor callejero: “Me cuesta explicar las características del producto, pero igual es entretenido”.
Luego detalla lo que persiguen con sacar a los ejecutivos a repartir productos: “Este es un programa que estamos retomando y se trata de que los ejecutivos salgan a la calle para estar cerca de los consumidores en los relazamientos de nuestros artículos, como Helmann’s, Pepsodent y Sedal. Con esto sabemos qué es lo que realmente necesita la gente”, explica.

-¿Los ejecutivos aceptan ser promotores a regañadientes?

-No, para nada. Es voluntario.

Juan Pablo Muñoz, académico de la Universidad de Chile, experto en marketing y estrategia, comenta que estas actividades son muy frecuentes en corporaciones de capitales extranjeros y que las empresas chilenas deberían seguir ese ejemplo.

“Los ejecutivos no deben quedarse sólo con estudios de mercado, que dicen cosas del consumidor, pero siempre se quedan cortos. La tendencia es ir a terreno”.


Leave a Reply