Bélgica, Francia y Luxemburgo se unen para salvar a Dexia

BRUSELAS. Bélgica, Francia y Luxemburgo se unieron este martes para salvar de la catástrofe financiera al grupo bancario y de seguros franco-belga Dexia, mediante una inyección de 6.400 millones de euros que busca frenar su brusca caída bursátil y sigue los pasos del rescate de Fortis.

El acuerdo entre los tres gobiernos fue alcanzado tras una larga noche de negociaciones y la inyección de capital tiene como objetivo tranquilizar a los mercados, tras el desplome en la bolsa de las acciones de Dexia, que perdieron el lunes cerca del 30%.

El rescate de Dexia tiene lugar menos de 48 horas después de la nacionalización parcial de otro grupo bancario y de seguros, el belga-holandés Fortis, por los tres países integrantes del Benelux (Bélgica, Holanda y Luxemburgo), anunciada en la noche del domingo.

"Nuestra ambición era tener una implicación política muy fuerte para enviar una señal" a los mercados, declaró el primer ministro belga, Yves Leterme, al final de la reunión. "Ha sido largo porque era una negociación compleja, pero el resultado justifica los esfuerzos desplegados", agregó Leterme, cuyo gobierno sigue de cerca la situación de otros bancos muy implantados en el país, ING y KBC.

El acuerdo sobre Dexia prevé que las autoridades federales y regionales y los inversores institucionales belgas inyecten 3.000 millones de euros en el grupo, mientras el gobierno francés y la Caja de Depósitos y Consignaciones aportará otros 3.000 millones y el gobierno luxemburgués 376 millones.

El total se eleva así a 6.400 millones de euros (9.194 millones de dólares). Mientras que los gobiernos belgas y francés suscribirán un aumento de capital, el gobierno luxemburgués optará por una emisión de obligaciones convertibles en acciones.

"Hemos salvado a Fortis y Dexia, pero más allá de esto es el conjunto del sistema financiero que está consolidado por esta acción concertada de tres gobiernos", estimó el ministro luxemburgués de Presupuesto, Luc Frieden.

De su lado, Francia confirmó su participación en el plan de recapitalización de Dexia, tras el cual el Estado y la estatal Caja de Depósitos y Consignaciones contarán con una "minoría de bloqueo" del capital, anunció la presidencia francesa.

"Esta decisión fue adoptada para garantizar la continuación del financiamiento de las colectividades locales francesas, de las cuales Dexia Credit Local es el principal prestamista, así como para contribuir a la seguridad y la estabilidad de los sistemas financieros francés y europeo", destacó el palacio del Elíseo.

Nacido en 1996 de la fusión del Crédit Local de Francia y el Crédit Communal de Bélgica, Dexia, que emplea 37.000 personas (de las cuales 10.000 en Bélgica), está especializado en los préstamos a las colectividades locales. Tras el anuncio del plan de salvataje, los dos principales responsables de Dexia, su presidente Pierre Richard y su director ejecutivo Axel Miller, presentaron su renuncia el martes, anunció el grupo en un comunicado.

"Sacando las conclusiones de la crisis financiera actual y su impacto sobre el grupo Dexia, Pierre Richard, presidente del consejo de administración de Dexia, y Axel Miller, administrador delegado y presidente del comité de dirección de Dexia, presentaron esta mañana su renuncia", subrayó el texto.

La caída de Fortis y Dexia se enmarca en la catástrofe financiera que ha alcanzado a Europa en los últimos días, provocando la nacionalización de varios bancos, en medio de la incertidumbre acentuada tras el rechazo del Congreso norteamericano de un histórico plan de rescate bancario en Estados Unidos.

El lunes, el banco británico Bradford & Bingley fue nacionalizado, corriendo la misma suerte que sus compatriotas Northern Rock, Alliance & Leicester y HBOS, engullida por su rival Lloyds TSB.

En Alemania, el banco Hypo Real Estate (HRE) se salvó de la quiebra a último momento al conseguir una línea de crédito de varios miles de millones de euros de un consorcio de bancos compatriotas. En Dinamarca, el banco Roskilde fue adquirido por tres instituciones financieras, mientras que Vestjysk Bank se hizo cargo de Bonus Bank y se fusionará con otra institución regional.

 

Referencias, créditos & citaciones APA: www.losrecursoshumanos.com. Portal especializado en temas de RRHH con más de 8000 artículos a la fecha. Título del artículo: "Bélgica, Francia y Luxemburgo se unen para salvar a Dexia". Fecha de publicación: 01/10/2008. Autoría del contenido: LosRecursosHumanos.com. Obtenido el 30/09/2022, desde la url: https://www.losrecursoshumanos.com/belgica-francia-y-luxemburgo-se-unen-para-salvar-a-dexia/

Responder