Portada > Artículos > El aumento de expectativa de vida y su impacto social

El aumento de expectativa de vida y su impacto social

En los países desarrollados, el sector de 15 a 44 años descenderá, mientras que la población de 45 a 64 y de 65 a más años aumentará en un 26% y en un 71%, respectivamente.

LosRecursosHumanos.com

 

 

 

Christopher J.L. Murray, de la Escuela de Salud Pública de Harvard y Alan D.  López, de la Organización Mundial de la Salud, son los autores de un trabajo de investigación que  ofrece una visión de la salud de la población mundial. El  trabajo, pertenece al estudio denominado Global Burden Disease y en él afirman que el mundo será más viejo en el 2020.


En los  países desarrollados, el sector de 15 a 44 años descenderá, mientras que la  población de 45 a 64 y de 65 a más años aumentará en un 26% y en un 71%, respectivamente. En contraste, en los países en desarrollo, el número de niños  y adolescentes de menos de 15 años se incrementará en un 25%, mientras que el de adultos de entre 45 a 59 años se incrementará en un 140%.


Amplias regiones del mundo especialmente África y algunos países asiáticos son extremadamente jóvenes en la estructura de su población producto de una alta fecundidad y una menor esperanza de vida.


En un reciente estudio de William Kattah, Jefe de Endocrinología de la Fundación Santa Fe de Bogotá, afirma que las personas con más alta expectativa de vida se encuentran en regiones con alto grado de desarrollo como Norte América, Europa, Oceanía y algunas zonas de Asia del Este y Rusia. Países como Japón, Suiza y Suecia tienen las expectativas más altas del mundo tanto en hombres como en mujeres en tanto que en Gambia y Etiopía en el África se reportan las más bajas. El Dr. Luis Carlos Arranz Santamaría, especialista en Geriatría del Hospital de Getafe. (Madrid) afirma que Latinoamérica se encuentra entre los dos extremos, acercándose cada vez más al modelo europeo de crecimiento y  que en el futuro el envejecimiento de la población tenderá a aumentar especialmente donde más se acentúa en la actualidad, en Europa.


Los pueblos donde viven solamente personas de entre 80 y 105 años ya son una realidad en varios países del Viejo Continente como Italia y España.


Una investigación de la revista New England Journal of Medicine realizada sobre 22.000 griegos durante 4 años, afirma que la dieta mediterránea (verduras, frutas, legumbres, aceite de oliva, queso, y un vasito de vino) reduce ampliamente las probabilidades de cáncer y enfermedades cardiovasculares.


Japón es uno de los países con mayor expectativa de vida. Para el 2002, en todo el archipiélago japonés, 17.934 personas habían cumplido los 100 años.


En la actualidad, el hombre más viejo es, según el Instituto de estudios gerontológicos de EEUU (IEG), John McMorran, estadounidense, quien nació el 19 de junio de 1889 y hoy tiene 113 años de edad.  La japonesa Kamato Hongo,  nacida en 1885,  a sus 115 años, es la mujer con más edad del mundo.



¿Cómo afectará esta situación al entorno al conjunto social?


Los trabajadores tratan de tener un balance entre vida y trabajo pero no reparan en su vida post-trabajo. Hoy en día se espera que las personas de 65 años de los países desarrollados vivan unos 30 años más. Para ello se hace indispensable pensar en el ahorro, la inversión y la planificación de cara a esta etapa.


En países latinoamericanos el tema del aumento etario de la población, está lejos de estar en la agenda política. La infraestructura edilicia necesaria y la reestructuración de la salud pública en muchos países serán vitales por la gran demanda de servicios que requerirán las personas mayores.


Las reformas en la salud pública deben empezar cuanto antes dados estos pronósticos.


Expertos en gerontología afirman que se abre una fuente de laboral importantísima que requerirá de mucha planificación por parte de los gobiernos. Habrá en pocos años una creciente demanda de personal capacitado en asistencia social a mayores, enfermeras, trabajadores sociales, médicos gerontólogos, médicos clínicos, traumatólogos y cuidadores, entre otros.


El Dr. René Knopoff, director de la especialización en Geriatría de la carrera de Medicina de la Universidad Maimónides de Buenos Aires, dice que este es un sector altamente promisorio en los tiempos venideros.


Por otra parte en Europa cuentan con políticas claras de previsión en cuanto al aumento de la edad de la población. El Ayuntamiento de Madrid realizó hace un par de años un concurso denominado: "Soluciones arquitectónicas para una sociedad longeva". Estiman los organizadores que para el año 2050 habrá, por primera vez, más personas mayores de 60 años que menores de 15 en todo el mundo. Se realizó una exposición en Madrid con los trabajos ganadores de 28 estudiantes de arquitectura de 10 países diferentes relacionados con la longevidad. El jurado estuvo compuesto por arquitectos y gerontólogos.



La Seguridad Social


El problema del futuro de la Seguridad Social preocupa en Europa desde hace tiempo. El sistema no está preparado para sostener a nuevos jubilados que viven cada vez más y han aportado por una expectativa de vida calculada hace 30 años. Por esto los gobiernos ya han instalado en sus agendas llevar a cabo una profunda reforma en la Seguridad Social.


En España, cuando las empresas o los organismos del Estado deben recortar personal, ofrecen planes de jubilaciones anticipadas o prejubilaciones para mayores de 50 años.


El gobierno de José Luis Zapatero, ha enviado a fines de 2005, una propuesta a sindicatos y empresarios, que pretende, entre otros aspectos, que uno de cada dos trabajadores prolongue su vida laboral hasta 65 años. Según indicó el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, dos de cada tres trabajadores del régimen general se jubilan antes de dicha edad y el Ejecutivo se plantea "invertir esta tendencia", lo que requerirá eliminar algunas "rentabilidades perversas" que han causado una elevada cifra de prejubilaciones.


Según indicó a El Mundo el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, dos de cada tres trabajadores del régimen general se jubilan antes de dicha edad y el Ejecutivo se plantea "invertir esta tendencia", lo que requerirá eliminar algunas "rentabilidades perversas" que han causado una elevada cifra de prejubilaciones.


Asimismo, y aprovechando el debate por la inmigración los gobiernos de Francia, España Alemania e Italia, se han puesto firmes para detectar trabajadores inmigrantes y empadronarlos con el fin de que sus empleadores hagan los aportes jubilatorios correspondientes.


Desincentivar las jubilaciones anticipadas y establecer una pensión de viudedad para las parejas de hecho son las principales medidas que propone el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales para reformar la Seguridad Social. Algunos detractores de esta propuesta afirman que no es lo mismo quien se jubila a los 65 años y ha empezado a trabajar a los 30 que quien ha empezado a trabajar a los 14. El gobierno de Zapatero sube cada vez más la apuesta y afirma que podrían aumentar en el futuro la edad mínima de jubilación si los actuales intentos por frenar las prejubilaciones no dan sus frutos.


Si bien el sistema de Seguridad Social al menos en España posee en la actualidad un "superávit histórico" el gobierno intenta planificar a largo plazo, un futuro que, gracias a los avances tecnológicos, se vislumbra de gran longevidad para muchos ciudadanos españoles.





Palabras claves: Aumento expectativa de vida
Búsqueda personalizada

Comparte este articulo

Artículos relacionados

Encuesta

¿Qué te gusta más de este portal?