Rousseff apuesta por la inversión como medida para generar empleo y desarrollo


La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, apostó hoy por continuar con la inversión como medida para frenar el impacto de la crisis y estimular el desarrollo y el empleo durante la ceremonia de inicio de las obras de un astillero y la ampliación de una hidrovía en el interior del estado de Sao Paulo.

La jefa del Estado aseguró que mientras en Europa "discuten la deuda de sus bancos", en Brasil se apuesta por las asociaciones público-privadas para generar desarrollo.

En su discurso, Rousseff reiteró que su país no es responsable de la actual crisis global y defendió que Brasil se encuentra en un "círculo virtuoso de crecimiento económico" que ha permitido que un grupo de población equivalente a Argentina salga de la pobreza y pase a formar parte de la clase media.

Según la mandataria, la construcción del astillero del Río Tieté, en el municipio de Araçatuba, que cuenta con una inversión de 40 millones de reales (unos 23 millones de dólares), implica un impulso a la industria naval brasileña, que perdió importancia en la década de los 80 a pesar de haber llegado a ocupar el segundo lugar a nivel mundial.

"Estamos abriendo un nuevo camino", dijo Rousseff, quien aseguró que otorgar valor a los ríos desemboca en un proceso de desarrollo económico y social.

Asimismo, la presidenta firmó un documento que autoriza la ampliación y modernización de la hidrovía Tieté-Paraná, para la que han sido liberados 1.500 millones de reales (877 millones de dólares), de los cuales 900 millones de reales proceden del plan de aceleración económica del Gobierno federal brasileño.

Las obras, que serán ejecutadas entre este año y 2014, contemplan 800 kilómetros de la hidrovía, que tiene una extensión total de 2.400 kilómetros y une cinco de los mayores estados productores de grano en Brasil; Goiás, Mato Grosso, Mato Grosso do Sul, Minas Gerais y Paraná, según un comunicado.

De acuerdo con la mandataria, el acuerdo de hoy se integra en la estrategia de "reconstruir la matriz del transporte brasileño" y calificó la vía fluvial como una opción "menos contaminante y más barata".

 


Leave a Reply