Los directivos de BBVA esperan recibir un bonus tras duplicar la rentabilidad del banco


El bono plurianual, que es como se llama esta remuneración, cubre a cerca de 1.700 personas, un 1,5% de la plantilla, y podría acelerar algunos cambios en laestructura directiva del banco.

En la presentación de resultados de hoy, más de un directivo de BBVA cruzará los dedos para que los números de la entidad financiera sean mejor que los de otros bancos europeos.

Estos gestos no sólo se deberán a la competencia que existe en la banca, sino a que 1.700 directivos de BBVA, cerca de un 1,5% de la plantilla, cobrarán a comienzos del próximo año un bonus referenciado a la evolución de la rentabilidad sobre recursos propios, del beneficio por acción y del ratio de eficiencia, en comparación con 16 bancos rivales europeos –entre ellos Santander– durante el periodo de 2003 a 2005.

Este bonus, diseñado por el departamento de recursos humanos, supone que el directivo, según el área en la que se encuentre y la categoría que tenga, puede percibir hasta un 150% de su bonus anual.

La fórmula del bonus conocido como plurianual consiste en multiplicar el 60%, el 80% o incluso el 100% del bonus promedio percibido durante los últimos tres años, por una cifra que resulta de una escala que va de cero a 1,5, y que se ajusta según la posición de BBVA frente a sus competidores en los ratios eficiencia, rentabilidad sobre recursos propios y crecimiento del beneficio por acción.

De momento, las cifras del banco auguran que los directivos saludarán 2006 con un suculento premio en sus bolsillos. En cuanto al ratio de eficiencia, que mide el porcentaje de los ingresos que consumen los costes, el banco que preside Francisco González se situó a cierre de 2004, según la consultora JCF Group, como el segundo más eficiente en la lista de entidades financieras tenidas en cuenta para el bonus –ver tabla–, al necesitar sólo el 50% de sus ingresos para cubrir costes. Sólo fue superado por HBOS, que necesitó el 46% de sus ingresos para cubrir sus gastos. Si se mantiene esta tendencia y se cumplen las expectativas de los analistas,  este ratio descendería en BBVA hasta el 47,5%.

En cuanto al ratio de rentabilidad sobre recursos propios, las perspectivas también son halagüeñas. Mientras en 2003 este indicador estaba en el 18%, según las previsiones de JCF Group, terminará en el 36%, lo que supondría duplicarlo y situaría al BBVA en el primer lugar de la lista de competidores europeos. En cuanto a la evolución del beneficio por acción, BBVA registraría un crecimiento medio para el periodo 2003-2005 cercano al 17%, un dato que le situaría en la parte media de la tabla.

El bonus plurianual forma parte del plan de remuneración lanzado por el banco a comienzos de 2003, y contempla además bonus anuales en función de los logros específicos para cada puesto; un extrabonus para los directivos que superen los objetivos con holgura; y un plan de entrega de acciones, que equivale al 10% del bonus anual.

Si bien el pago del bonus plurianual no supone la finalización del plan estratégico vigente, lanzado en 2002, un año antes de que se lanzara esta remuneración, sí podría suponer que algunos de los directivos que han recibido ofertas de entidades competidoras esperen hasta finales de año para dejarse cortejar.

El pago del bonus se produce en un momento en el que se podrían producir algunos cambios en la cúpula directiva del banco. Fuentes de la entidad señalaron que “no hay ningún cambio previsto y el bonus plurianual no supone el final del ninguna etapa”.
Sin embargo, otras fuentes recuerdan que José Ignacio Goirigolzarri, consejero delegado del banco, señaló tras la última reestructuración de la cúpula directiva, el 9 de enero de 2003: “Este  equipo va a liderar la transformación de BBVA en los próximos tres años”.

Posibles cambios
Los posibles cambios irían dirigidos a acercar a algunos directivos provenientes de Argentaria, entidad de la que procede Francisco González, a las áreas de negocio, que son banca minorista, América y banca mayorista. Actualmente están en áreas de apoyo. Entre los nombres que más suenan están Ángel Cano, actual director de recursos humanos, y Manuel González Cid, director financiero. A estos se añadiría Eduardo Arbizu, que era consejero delegado de Barclays España, hasta comienzos de 2002, cuando fue fichado por Francisco Gonzalez para la dirección de asuntos jurídicos. Otro posible es la creación de la división de gestión de activos y banca privada. Estas actividades dependen ahora de banca minorista.

EEUU y China ofrecen crecimiento

Los buenos augurios para el bonus plurianual de los directivos se explican por la evolución positiva del plan estratégico puesto en marcha a comienzo de 2002.
Esta estrategia ha estado enfocada en dos objetivos. El primero de ellos ha sido el fortalecimiento del balance del grupo, es decir, mejorar la gestión de los riesgos e incrementar la productividad de las distintas unidades de negocio (el ratio de morosidad ha pasado del 1,76% de la cartera crediticia en 1999 al 0,95% al cierre de 2004; y el ratio de eficiencia no ha dejado de mejorar).

Estructura directiva ágil
El segundo objetivo es la transformación cultural, para lo cual, la entidad se ha planteado una estructura directiva más ágil, en la que se ha dado más autonomía a las unidades de negocio. Estos dos objetivos han permitido al banco pensar en el crecimiento y redirigir los recursos para invertir en las áreas de mayor crecimiento.

EEUU es una de las prioridades de BBVA. La entidad ha entrado en ese mercado a través de la adquisición de bancos en Tejas –Laredo National– y California –Valley Bank–. Con estas apuestas, que operan bajo la marca BBVA Bancomer, fortalece su negocio de atención a la población hispana. En este sentido, el banco tiene previsto lanzar un plan de apertura de sucursales en California, un Estado que por sí mismo representa el 4,1% de la economía mundial, y no descarta nuevas compras.

Lejano oriente
China también está en la mira del BBVA, pero no mediante la compra de participaciones en bancos de ese país, una moda entre los principales bancos del mundo, sino a través de sus negocios de financiación del comercio –trade finance– y de infraestructuras  (carreteras, hospitales), negocios en los que ostenta una posición de liderazgo mundial. Para esto, el banco que preside Francisco González está adelantando gestiones con el gobierno chino para convertir su oficina de representación en Shanghai en sucursal, lo cual le dará una mayor autonomía.


Tags:

Leave a Reply