La escritura y la motivación personal


 

A la hora de buscar a la persona adecuada para el puesto concreto que necesitamos cubrir, es importante ver y conocer a qué valores concede este individuo más importancia. Quizás pueda preferir un buen salario en sacrificio de una mayor realización personal, quizás valore más el ambiente social y afectivo en el lugar de trabajo, que el salario o la proyección laboral, quizás lo que valore sea la estabilidad y seguridad en el puesto… De lo que sí podemos estar seguros es de que cada individuo tendrá preferencia por valores distintos y que, en este aspecto, no podemos jugar a generalizar. A pesar de currícula exactamente iguales, de pruebas aptitudinales perfectamente correctas y de entrevistas superadas con éxito en dos individuos, la diferencia entre ambos puede radicar precisamente ahí, en los intereses y motivaciones,  a presente y a futuro, y de ahí saldrá la elección de la persona idónea en cuestión.

Vamos a analizar las distintas zonas simbólicas de la escritura, con la aplicación concreta a los aspectos que ahora se nos cuestionan, y partiendo del siguiente esquema:

ZONA SUPERIOR

Creatividad
Imaginación
Poder
Espiritualidad


ZONA IZQUIERDA
 

Egoísmo
Pasividad
Inhibición
Tradicionalismo

 


ZONA MEDIA

Presente
Egocentrismo
Afectividad


ZONA DERECHA

Sociabilidad
Actividad
Realización
Iniciativa
Apertura de criterio
            Visión de futuro             


ZONA INFERIOR

Necesidades orgánicas
Materialismo
Sexualidad

–          Predominio de la zona superior:

Se observarán las crestas de las letras, los sobrealzados de la escritura en general. Si se adornan con bucles implicarán creatividad, las alas de la imaginación, que se aprecian principalmente en la letra d. Otro rasgo a considerar en los sobrealzados sería, por ejemplo, el poder y las dotes de mando  que se encuentran en las barras de la t elevadas, y el idealismo de los puntos de las íes altos  o las barras de la t sobrevolando el palote.
Los individuos en cuya escritura predomina la zona alta serán dados a profesiones creativas, independientes, donde tengan libertad para ejercer su dominio y para dar alas a su imaginación. Suelen ser artistas, creativos, publicistas, pintores, escritores, etc. Al ser también el nivel de la espiritualidad suelen encontrarse estos rasgos en religiosos.

–          Predominio de la zona baja:

Se observará en la largura y ensanche de las jambas o pies de las letras. La largura o proyección hacia abajo hará referencia a los intereses materiales; la anchura del bucle hará referencia más al nivel sexual y a las necesidades orgánicas y nutricionales del individuo.
Por tanto, las personas en cuya escritura predomina la zona baja, pretenderán en un trabajo el salario y la buena vida por encima de las demás cosas. Más adelante veremos consecuencias que podrían derivarse de este tipo de motivaciones en los ámbitos tanto personal como laboral.

–          Predominio de la zona izquierda:

Entendemos que predomina la zona izquierda cuando la letra se invierte, se producen regresiones en los rasgos  escriturales, y se aprovecha más la zona izquierda del papel, dándose un margen izquierdo pequeño o incluso ausente, y un margen derecho grande o creciente.
Esto refleja la vuelta hacia el yo, las inhibiciones, las inseguridades y miedos, el aferramiento al pasado y a los valores tradicionales, produciéndose un cierto rechazo a toda evolución.
Las personas en las que predomina esta zona son acomodaticias y pasivas, prefieren los puestos fijos, las tareas rutinarias, ya que les asustan los cambios. Van a preferir, sin lugar a dudas, la seguridad de su puesto por encima de cualquier otro valor.

–          Predominio de la zona derecha:

Se observarán inclinaciones hacia esa zona, márgenes derecho ausente e izquierdo grande o creciente, los puntos de las íes, los acentos y las barras de la t estarán ligeramente avanzados a la derecha.
Esto nos indica impulsividad, iniciativa, avance hacia el futuro y hacia los otros, sociabilidad, entrega. En las personas donde exista este dominante se encontrarán motivaciones hacia la realización personal y laboral. Estas personas, amantes de los cambios y de  proyectos nuevos, emprendedores, estarán  motivados por las posibilidades de avance y ascenso profesional. Además, al ser personas de natural sociable, también darán valor preferente al clima laboral y afectivo de la empresa. 

–          Predominio de la zona media:

En la zona media se encuentra el Yo en una escritura rebajada, de tamaño moderado y simplificada.
Diríamos que estas personas ni aceleran ni frenan, se ubican en el presente, en su propio mundo, sin motivaciones o intereses definidos; podría decirse que se dejan llevar por lo que más les interesa en cada momento y a ello se acomodan hasta que se les presenta otra ocasión más favorable.


Leave a Reply