El P.P. de Cantabria denuncia los sueldos y las cláusulas de los responsables de empresas públicas


La diputada popular en Cantabria, María Luisa Peón, ha denunciado en La Mañana de la COPE "la opacidad" del Gobierno regional para informar sobre los contratos de los directivos de las empresas públicas.

La jefa de Personal, Rosa Chalé, tiene un sueldo de 15 millones de pesetas al año, más que el presidente de Cantabria. Su contrato incluye el alquiler de su vivienda habitual –un chalé a las afueras de Santander–, las obras de remodelación, el pago de los muebles, de la decoración y los viajes a su ciudad de origen.

Según la diputada del PP, "el caso de la señora Chalé tiene como fondo la creación de múltiples empresas públicas por parte del Gobierno de Cantabria en las cuales se están haciendo contrataciones de directivos que se alejan de lo que deben ser las retribuciones de los gestores del dinero público".

Para la diputada María Luisa Peón, la directora de Recursos Humanos, Rosa Chalé, tiene unas cláusulas en su contrato que nos parecen "absolutamente escandalosas", sobretodo si se compara su sueldo con el del presidente autonómico. Sus retribuciones son de "unos 15 millones de pesetas al año, ó 20, porque los datos tampoco nos los han dado claros", pero es que además, en su contrato se estipula que se le pagará el alquiler de su vivienda habitual. "La señora Chalé decidió vivir en un chalé a las afueras de Santander.

Decimos nosotros que menos mal que no se apellidaba Cortijo o Palacio porque igual hubiéramos tenido que alquilar el Palacio de la Magdalena".

Otras cláusulas son "las obras de remodelación de su vivienda habitual para que estuviera a su gusto, incluía el pago de los muebles, de la decoración para que estuviera a su gusto, los viajes de ida y vuelta de fin de semana a su ciudad de origen (Cataluña). Para la diputada del PP esto sería "muy divertido si no se estuviera jugando con el dinero de todos los cántabros", además cuando pensábamos que éstas eran costumbres erradicadas del panorama político, pero sucede que "de la mano del presidente Revilla están los socialistas y tenemos que volver a las andadas de denunciar todo este tipo de cosas.

En este sentido, Peón denunció que el consejero de Medio Ambiente, José Ortega, no quisiera contestar sobre los ingresos brutos anuales del ex consejero delegado de la empresa pública Medio ambiente, Agua, Residuos y Energía (MARE), Fernando Gutiérrez Fraile, cesado la pasada semana, al igual que la directora de Recursos Humanos, Rosa Chalé, cuyo contrato ha sido rescindido.  Sí dijo el titular de Medio Ambiente que como estas personas eran unos "cracks" por eso "les tenían que retribuir muy bien", pero también que estos ceses, de los que no han dado detalles, no tienen nada que ver con las denuncias del PP sobre sus sueldos y su preparación.

El PP dijo que para estos puestos "no hacía falta ningún premio Nóbel", es un puesto de trabajo normal, aparte de que no era necesaria una retribución así. El consejero alegó que Rosa Chalé esa un "fenómeno porque había sido fichada por La Caixa para llevar todo el proceso de adaptación del euro". María Luisa Peón dijo que la propia entidad bancaria reconoció que "había contratado a unas 800 personas para ayudar en la atención al cliente". En cualquier caso, ante la petición del PP del currículo de Rosa Chalé, el titular de Medio Ambiente parece no debe ser capaz de encontrar un currículo que justifique semejante retribuciones.

La diputada popular no sabe si hay una relación de amistad o familiar, pero lo que le "parece gravísimo es que existe el deseo de traer una persona a Cantabria, que se le diseña un puesto de lujo con unas retribuciones escandalosas y que no tiene nada que ver con un currículo". Los populares se temen ahora que esto sea "la punta del iceberg", porque han "conocido casualmente las cláusulas de este contrato", pero es que "en Cantabria, en las empresas públicas se han creado decenas de puestos de trabajo como este que se están retribuyendo igual".



Leave a Reply