Crisis deja en el mundo a centenares de miles de trabajadores en la calle

WASHINGTON (AFP) – La tasa de desempleo en Estados Unidos se elevó en Noviembre a su máximo nivel en 15 años, dejando a más de medio millón de trabajadores en la calle, una tendencia que se extiende por todo el mundo, pese a los esfuerzos de gobiernos y bancos centrales por atajar la recesión.

Consecuencia directa de la crisis económica, los precios del barril de petróleo volvieron a caer el viernes a sus niveles más bajos desde enero de 2005, cerrando en menos de 40 dólares en Londres y cerca de los 40 dólares en Nueva York.

Las bolsas europeas también operaron con pérdidas contundentes, deprimidas por la vorágine devastadora de la crisis, mientras las americanas se recuperaron hacia el final pese a los datos de empleo.

El departamento estadounidense de Trabajo anunció que la economía nacional perdió en noviembre 533.000 empleos, sobrepasando ampliamente las previsiones de los analistas, que preveían un recorte de 325.000.

El presidente George W. Bush declaró que estas cifras confirman que Estados Unidos "está en recesión".

"Los datos de desempleo de hoy reflejan el hecho de que nuestra economía está en recesión", dijo Bush. "Mi administración está comprometida en asegurar que nuestra economía tenga éxito, y sé que la próxima administración comparte este compromiso".

El presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, abogó por su parte por un esfuerzo "urgente" para reintegrar a los desocupados en el mercado laboral y estimular la economía.

"No hay respuestas rápidas ni fáciles para esta crisis, que se ha venido fraguando durante muchos años, y es probable que las cosas vayan a peor antes de mejorar", declaró en un comunicado Obama.

"Pero es hora de responder con una determinación urgente para reintegrar a la gente en el trabajo y poner de nuevo en marcha nuestra economía", agregó el presidente electo.

Las cifras publicadas el viernes estuvieron precedidas por una nueva serie de supresiones de empleos en grandes compañías estadounidenses.

El gigante de las telecomunicaciones AT&T anunció el jueves un recorte de 12.000 empleos, es decir, alrededor del 4% de su personal.

El grupo químico DuPont prevé por su parte eliminar 2.500 puestos de trabajo, mientras que el grupo de comunicación Viacom se deshará del 7% de sus efectivos, es decir, 850 empleos.

El futuro del sector del automóvil es uno de los grandes interrogantes que ha suscitado la crisis.

Los Tres Grandes de Estados Unidos, General Motors, Ford y Chrysler, necesitan, según han defendido ante el Congreso, 34.000 millones de dólares del gobierno para evitar la quiebra y poner a más de tres millones de personas en la calle.

En este sentido, el presidente Bush urgió a los congresistas a "actuar la semana próxima" sobre la ayuda requerida por los tres fabricantes, aunque advirtió a las compañías de que deben tomar "decisiones difíciles" y probar que pueden sobrevivir.

El grupo japonés Honda anunció por sorpresa este viernes que se retiraba de la Fórmula Uno, donde había participado desde los años 60, debido a su delicada situación económica.

El grupo automovilístico germano-alemán, BMW, registró una caída de sus ventas de más del 25% interanual en noviembre.

La cámara alta del parlamento alemán aprobó el viernes un paquete de estímulos económicos de 32.000 millones de euros (41.000 millones de dólares).

El gobierno sueco por su parte propuso medidas de un valor de 960 millones de dólares para impulsar el mercado laboral y la industria de la construcción.

En Europa, el Banco Central Europeo recortó el jueves en 0,75 puntos porcentuales hasta 2,5% su principal tasa de interés, su mayor rebaja de la historia, previendo en la Eurozona (15 países) una recesión económica para 2009 (-0,5%).

El Banco de Inglaterra redujo en un punto su tasa directora, hasta 2%, su menor nivel desde la Segunda Guerra Mundial.

Pero estas maniobras, destinadas a facilitar las condiciones del crédito y por lo tanto a estimular la economía, no hicieron mella en las bolsas.

Deprimidas por las cifras de empleo en Estados Unidos, las bolsas europeas cerraron con fuertes pérdidas.

Contra toda expectativa, la Bolsa de Nueva York terminó en fuerte alza, luego de una sesión muy volátil, pese al brutal incremento del desempleo en Estados Unidos, gracias a una recuperación de los valores financieros: el Dow Jones ganó 3,09% et le Nasdaq 4,41%.

En América Latina, la mayor bolsa de la región, la de Sao Paulo subió 0,63, Buenos Aires ganó 0,76% y México 0,83%.

París se hundió un 5,48%, mientras que Fráncfort perdió 4%, Londres 2,74% y Madrid 3,90%.

Las bolsas asiáticas cerraron con división de tendencias, con Tokio a -0,08% y Hong Kong a +2,5%.

El petróleo parece no encontrar su piso. El barril de West Texas Intermediate (designación del "light sweet crude" negociado en EEUU) terminó en 40,81 dólares, mientras en Londres, el Brent del mar del Norte franqueó la barra de los 40 dólares, cayendo a 39,74 dólares al cierre, en baja de 2,54 dólares, su piso desde enero de 2005.

 

Referencias, créditos & citaciones APA: www.losrecursoshumanos.com. Portal especializado en temas de RRHH con más de 8000 artículos a la fecha. Título del artículo: "Crisis deja en el mundo a centenares de miles de trabajadores en la calle". Fecha de publicación: 08/12/2008. Autoría del contenido: LosRecursosHumanos.com. Obtenido el 05/07/2022, desde la url: https://www.losrecursoshumanos.com/crisis-deja-en-el-mundo-a-centenares-de-miles-de-trabajadores-en-la-calle/

Responder