» Artículos » Teoría general de sistemas

Teoría general de sistemas

LosRecursosHumanos.com Artículos

“La noción de un sistema puede ser vista como un término simple y genérico de referirse a la interrelación dinámica de componentes”. von Bertalanffy

Ludwig von Bertalanffy
Ludwig von Bertalanffy

El nombre Teoría General de Sistemas, fue conceptualizado por primera vez por el biólogo Ludwig von Bertalanffy (1901-1972) cerca de los años ’50. En las últimas décadas el desarrollo de esta teoría ha sido la base para la integración del conocimiento científico a través de un amplio campo. Por la extensa difusión que ha alcanzado, el término ‘sistema’ ha adquirido muchos sentidos y connotaciones. Una definición genérica de sistema es “un todo unitario organizado, compuesto por dos o más partes, componentes o subsistemas interdependientes y delineados por límites identificables de su suprasistema ambiente”.
El término sistema cubre una amplia gama de nuestro mundo físico, biológico y social. Por ejemplo en el Universo existen sistemas galácticos, geofísicos y moleculares.  En biología se habla del cuerpo humano (organismo) como un sistema de partes interdependientes, cada una de las cuales incluye muchos subsistemas. Diariamente nos encontramos frente a sistemas complejos (sistema de transporte, los sistemas de comunicaciones y los sistemas económicos, las organizaciones) y los notamos como conjunto y no como partes individuales (un colectivo, un tren, una empresa y no trabajadores individuales, etc.).

Fundamentos y antecedentes de la teoría

A comienzos del año 1954, Ludwing von Bertalanffy junto a otros científicos (Boulding, Rapoport, Gerard) percibe que en varias disciplinas de la ciencia moderna habían surgido concepciones y puntos de vista semejantes. El planteo de la Teoría General de Sistemas surge cuando tratan de desarrollar una teoría totalizadora e interdisciplinaria.
En palabras de Bertalanffy:
“la ciencia trataba de explicar los fenómenos observables reduciéndolos a unidades elementales, investigables en forma independiente una de otra, en la ciencia contemporánea aparecen actitudes totalizadoras, es decir problemas de organización, fenómenos no descomponibles en acontecimientos locales, interacciones dinámicas manifiestas en la diferencia de conducta de partes aisladas, en una palabra, sistemas de varios órdenes, no comprensibles por investigación de sus respectivas partes aisladas”.
Existen antecedentes a esta concepción de los sistemas que ofrece Bertalanffy: ya Aristóteles afirmaba como planteo básico que “el todo es más que la suma de las partes”. Con esta concepción veía un sistema como un todo integrado por sus elementos interrelacionados que tienen atributos diferentes de los de sus elementos componentes. E incluso que como conjunto (sistema) producen fenómenos propios que no se derivan solamente de los elementos que lo componen.
Los objetivos originales de la Teoría de Sistemas enunciados por Bertalanffy son los siguientes:

  • Impulsar el desarrollo de una terminología general que permita describir las características, funciones y comportamientos sistémicos.
  • Desarrollar un conjunto de leyes aplicables a todos estos comportamientos.
  • Promover una formalización (matemática) de estas leyes.

Sobre estas bases se constituyó en 1954 la Society for General Systems Research (Sociedad para la Investigación General de Sistemas) cuyos objetivos fueron los siguientes:

  • Investigar el isomorfismo de conceptos, leyes y modelos en varios campos y facilitar las transferencias entre aquellos.
  • Promocionar y desarrollar modelos teóricos en campos que carecen de ellos
  • Reducir la duplicación de los esfuerzos teóricos
  • Promover la unidad de la ciencia a través de principios conceptuales y metodológicos unificadores.

Como ha sido señalado anteriormente, la perspectiva de la teoría general de sistemas, surge en respuesta al agotamiento e inaplicabilidad de los enfoques analítico-reduccionistas y sus principios causa efecto. Se desprende que el principio clave en que se basa la teoría es la noción de totalidad orgánica, mientras que el paradigma anterior estaba fundado en una imagen inorgánica del mundo (partiendo del principio de divisibilidad de las unidades para su análisis).
A poco de andar, la teoría concitó un gran interés y pronto se desarrollaron bajo su alero diversas tendencias, entre las que se destacan la cibernética (N. Wiener), la teoría de la información (C. Shannon y W. Weaver) y la dinámica de sistemas (J.Forrester).

 

Etiquetas:

Ningún comentario en 'Teoría general de sistemas'

Deja un comentario