Portal con artículos y noticias sobre la gestión de recursos humanos en las organizaciones.

Mobbing , análisis de un caso en Corrientes (Argentina)

Publicado por LosRecursosHumanos.com el 1 de abril de 2008

"El acoso moral se desarrolla como un elemento propio de las condiciones de trabajo en los países desarrollados. Para la autora, el fenómeno representa una más de las caras del neoliberalismo y de la sociedad global donde la carrera por la obtención rápida del beneficio lleva a las empresas a prescindir de los trabajadores que no consideran útiles adoptando fórmulas crueles de alternativa al despido".
Del libro: “Acoso moral, miedo y sufrimiento. Eichmann en la globalización" Cruz Blanco, periodista

Introducción:
La táctica, propia de los países ricos, consiste en ir desgastando psicológicamente al empleado hasta conseguir que se autoexcluya. Se trata de una técnica de intimidación propia de empresas que no quieren o no pueden proceder al despido (la Administración pública tiene el mayor número de casos) por la cual el hostigador utiliza su cargo superior para ir arrinconando y aislando al trabajador elegido hasta acabar por inutilizarlo, después de un lento proceso de desgaste del que, a diferencia del acoso sexual o la violencia física, no quedan huellas aparentes.
La víctima, que según los psicólogos queda sumida en la confusión porque se ve como culpable o responsable -‘Algo hago mal, no sirvo para nada…’- va deteriorándose profesional y psicológicamente hasta perder su capacidad de autoestima: primer paso para caer, en algunos casos y cuando la situación se prolonga por encima de los seis meses, en la depresión, enfermedades psicosomáticas (úlceras de duodeno, crisis cardiacas, algunos psicólogos hablan hasta de determinados tipos de cáncer relacionados con el estrés mantenido), el insomnio, el alcoholismo e incluso el suicidio.

TIPOS DE ACOSO
a) Ascendente: uno o varios de los subordinados agreden a otro con cargo jerárquico superior. b) Horizontal: el acosador es un compañero con el mismo nivel jerárquico. c) Descendente: (más frecuente) un superior acosa a un subordinado con desprecios, falsas acusaciones o incluso insultos.

FASES DEL MOBBING
Existen cinco fases: fase 0 de atracción-seducción: sin ella no puede producirse mobbing; el acosador aún no ha manifestado todo su potencial violento y queda enmascarado por la seducción que ejerce sobre la víctima y su entorno. Fase 1 o de conflicto: numerosos expertos definen el mobbing sólo a partir de esta fase, que puede pasar desapercibida. La nula o inadecuada resolución del conflicto determina el desarrollo de mobbing. Fase 2 o de acoso moral en el trabajo (acoso propiamente dicho): se produce como consecuencia de comportamientos repetidos, durante largo tiempo y con propósitos hostiles y la intención de perjudicar, castigar y agredir psicológicamente a la víctima. Fase 3 o del entorno: la respuesta del mismo determinará la resolución rápida o la perpetuación del acoso. Fase 4 o de la actuación de la empresa o institución: el acoso puede producirse por la deficiente planificación de las tareas, o bien formar parte del “hacer” empresarial. Fase 5 o de la marginación: culmina con la exclusión del acosado del trabajo (renuncia, despido, jubilación anticipada, retiro voluntario, invalidez, enfermedad psiquiátrica, etc.) y, ocasionalmente, con su muerte (suicidio, accidentes laborales mortales, etc.). Nueva Fase o de la recuperación: el conocimiento de las consecuencias del acoso, la difusión del tema a través de los medios y la aparición de las asociaciones de lucha contra el mobbing, posibilitaron el cambio de actitud de jefes y compañeros que se niegan a ser cómplices y abren la posibilidad de lograr la recuperación física y psicológica del acosado.

ESTRATEGIAS DE ACOSO
Leymann, definió cinco tipos básicos de actividades de acoso con distintos efectos sobre los acosados, a saber: 1) Reducir las posibilidades de la víctima de comunicarse adecuadamente con otros, incluido el propio acosador: imposibilitar su comunicación, impedirle expresarse, interrumpirle al hablar, insultarla, criticarle sus trabajos y su vida privada, aterrorizarla con llamadas telefónicas, amenazarla verbalmente o por escrito, rechazar su contacto e ignorar su presencia. 2) Evitar que tenga la posibilidad de mantener contactos sociales: no hablarle, aislarla y negar su pre-sencia física. 3) Desacreditar o impedir que mantenga su reputación personal o laboral: calumniarla, ridiculizarla, atribuirle una enfermedad mental, atacar su vida privada o sus creencias políticas o religiosas, sus orígenes y nacionalidad, obligarla a realizar tareas humillantes; controlar su trabajo sin equitatividad o en forma malintencionada; cuestionar sus decisiones, injuriarla o acosarla sexualmente. 4) Reducir la ocupación de la víctima y su “empleabilidad” mediante el descrédito profesional: no asignarle trabajo alguno o sobrecargarla con el mismo, darle tareas totalmente inútiles y/o absurdas, humillantes, inferiores a su capacidad o competencia profesional, o aquellas que exijan una experiencia superior a las competencias que posee, intentando desacreditarla. 5) Dirigidas a afectar la salud física o psíquica de la víctima: obligarla a realizar trabajos peligrosos o nocivos para la salud; amenazarla, agredirla físicamente sin lesiones graves o sexualmente.

PERFIL DEL ACOSADOR
Piñuel y Zabala define al acosador como un individuo con una personalidad psicopática, con alteración del sentido moral y ausencia de culpabilidad: cobarde, mentiroso compulsivo, con gran capacidad de improvisación, mediocre y con complejo de inferioridad; que además necesita del secreto, la vergüenza de la víctima y los testigos mudos. Un mediocre inoperante activo (MIA, González de Rivera)

PERFIL DEL ACOSADO
Diversos autores han tratado de caracterizar la personalidad del acosado. Para Piñuel y Zabala son personas con elevada ética, honradez, rectitud, y sentido de justicia; autónomas, independientes y con iniciativa; altamente capacitadas por su inteligencia y aptitudes; populares, líderes naturales o con carisma para liderar y con un alto sentido cooperativo y de trabajo en equipo. Otros autores las clasifican en a) Envidiables: personas brillantes y atractivas, que se consideran peligrosas o competitivas y con las cuales el acosador se siente cuestionado por su sola presencia; b) Vulnerables: con alguna peculiaridad o defecto, o simplemente depresivos, necesitados de afecto y aprobación y que son vistos como una “presa fácil” e inofensiva; c) Amenazantes: son activos, eficaces y trabajadores, ponen en evidencia lo establecido y pretenden imponer reformas o implantar una nueva cultura, haciendo sentir al acosador cuestionado y en peligro de perder su liderazgo.
En este apartado es fundamental diferenciar el concepto de víctima de mobbing del denominado “victimismo”, persona que se autocompadece permanentemente y que no sufre en realidad de acoso.

EFECTOS SOBRE EL ACOSADO
El mobbing tiene efectos en cinco niveles diferentes: 1) físico: alteraciones cognitivas y de hiperreacción psíquica, síntomas psicosomáticos de estrés, de desajuste del sistema nervioso autónomo, trastornos del sueño, etc.; 2) psicológico: estrés postraumático, crisis nerviosa, síndrome de fatiga crónica, cambios en la personalidad (obsesión, depresión, resignación) o llegar al suicidio. 3) familiar, social y de las interrelaciones: exclusión y rechazo de los compañeros, intentos de convencerlo para acatar la situación, incomprensión familiar, ruptura de las relaciones, abandono del cónyuge, aislamiento total en lo familiar y social. 4) laboral: su ámbito se encuentra minado por el acosador, no puede desempeñar su trabajo adecuadamente, pedir un traslado o buscar otro. Queda atrapado en una situación profesional imposible; se reduce su autoestima y merma la calidad del trabajo por las continuas manipulaciones y acusaciones. 5) económico: reducción del salario por licencias prolongadas, renuncia, retiro voluntario, despido, incapacidad laboral parcial o total; dificultad para conseguir otro empleo y hacer frente a los compromisos económicos y gastos de procesos legales, etc.
Cuando el acosado consulta por un problema de salud, con frecuencia es erróneamente abordado, ya sea porque no refirió al médico la existencia del acoso o porque el profesional desconoce el tema y no lo indagó correctamente. En los hospitales este fenómeno llevaría a la pérdida de la productividad, la sobrecarga de trabajo del resto del equipo y a una práctica asistencial de calidad inadecuada. Sin embargo, no existen estudios definitorios para conocer la situación real del mismo y su impacto en el ámbito hospitalario, debido a que estos hechos no son analizados con la debida seriedad y que los acosados raramente los denuncian. ¿Qué puede hacer el acosado para defenderse?: reconocer el problema, denunciar el acoso psicológico, buscar aliados, ser valiente y luchar sin odio y sin violencia

Estudio de un caso real en una empresa de la ciudad de Corrientes. Provincia de Corrientes. Argentina
Se realiz
ó un estudio en una empresa local, utilizando el informe científico del boletín de la Asociación de Médicos Municipales de la CBA de Agosto del 2003, citado en los párrafos anteriores.

PERFIL DEL ACOSADOR
El acosador es un ciudadano europeo, gerente de producción de la empresa, quien coincide en un todo con la descripción dada por Piñuel y Zabala en la introducción anterior. Percibe como una amenaza a los profesionales Argentinos destacados y cree que debe deshacerse de ellos. Su agresividad es desencadenada por la envidia que le provocan los éxitos y méritos de los demás. Un psicólogo describe sus actitudes como las de un psicópata organizacional. Cuando tiene oportunidad de hablar con el acosado le manifiesta que la empresa no despide más a nadie, eso no se usa mas etc. Lo que deja en evidencia que no despide más en forma convencional, pero si aplica el “mobbing” para lograr que el trabajador se autoexcluya.
El acoso lo ejerce personalmente o por medio de personajes denominados por el “coordinadores”.

PERFIL DEL ACOSADO
También coincide en un todo con la descripción dada por Piñuel y Zabala en la introducción anterior. Se trata de un ingeniero electrónico , Argentino casado, tres hijos, de 45 años, con 17 años en la empresa , altamente capacitado, en las tareas que realizaba, constantemente actualizándose y con elevada ética, honradez, rectitud, tal como lo describe la introducción anterior.

ESTRATEGIAS DE ACOSO
De acuerdo a Leymann, quien definió cinco tipos básicos de actividades de acoso con distintos efectos sobre los acosados, se realizo esta etapa del trabajo:
Comenzó en Marzo de 2004, a este ingeniero se le cambia de sistema de trabajo, de un sistema denominado “el cuarto turno” al área de mantenimiento. El primer día de trabajo en este área se le entrego una aspiradora, una pala y escoba y fue enviado a limpiar una maquina denominada “cottonia” y una prensa, ambos lugares son losa mas sucios de la empresa y en ellos la polución es extrema, ese trabajo lo desempeño algunos meses pero luego de una pausa, le fue asignado nuevamente la misma tarea. Si bien trabajo no es deshonra, esta tarea asignada para un ingeniero, quien invirtió muchos años de su vida a estudiar no es lo mas adecuado. Este cambio de área también significo la reducción de un 20 por ciento del sueldo, (En total infracción con el articulo 66 de la ley de contrato de trabajo), lo que le trajo importantes perjuicios económicos que le duran hasta el día de hoy, lo que también impacta psicológicamente en el sujeto
Analizando ahora las actividades definidas por Leyman:

1) Reducir las posibilidades de la víctima de comunicarse adecuadamente con otros, incluido el propio acosador: Como el sujeto no esta capacitado, para el trabajo que se le asigno, algunas veces comete errores, es agredido verbalmente , menoscabándolo, no dejándole hablar para defenderse, (Cállate, cállate ) con términos tales como “me rompes todas las maquinas” , “no rindes lo que esperaba” , “no sirves para nada”, no sabes nada” etc. Todo esto levantando la voz, con el objeto de ser escuchado por las demás personas presentes en el recinto.
2) Evitar que tenga la posibilidad de mantener contactos sociales: No deja que hable con los demás, lo aísla, no lo dejan que concurra al comedor a tomar su refrigerio reglamentario de 20 minutos.
3) Desacreditar o impedir que mantenga su reputación personal o laboral: Este punto también coincide en algunos puntos con el primero. Se le obliga a realizar tareas humillantes para alguien de su profesión , como ser limpieza , también en una conversación con el acosador este le dice que el sujeto esta enfermo mentalmente por que “cuando a alguien se le baja el sueldo, le afecta mentalmente”.
El acosador envió a un coordinador a controlar su trabajo, no dejándolo solo en ningún momento, siguiéndolo por todos los lugares donde se desplace por razones del trabajo que este realizando, este coordinador, es el encargado entre otras cosas de tratar de impedir que se retire después de las 8 hora de trabajo, y de no permitir que ingrese al comedor en su horario del refrigerio.
4) Reducir la ocupación de la víctima y su “empleabilidad” mediante el descrédito profesional:
Este punto también coincide en un todo con lo dicho por Leyman, va desde no darle ninguna tarea, hasta darle tareas que requieren m
ás de una persona para que haga solo, y al tardar mucho tiempo, se lo agrede verbalmente, como lo dicho en el primer punto.
5) Dirigidas a afectar la salud física o psíquica de la víctima: Muchas veces es obligado a realizar trabajos a cierta altura, o en áreas de alta polución y trabajos que por requerir cierto esfuerzo físico y cierta agilidad no son compatibles para la edad de quien lo realiza, que implican un grave riesgo físico para el sujeto.

EFECTOS SOBRE EL ACOSADO
1) físico: Trastornos del sueño, problemas gastrointestinales, cansancio crónico, desengaño, dificultad de concentración, trastornos temporo-espacial. Abandono estético, enfermedades psicosomáticas. 2) psicológico: cambios en la personalidad (obsesión, depresión, resignación), abulia, auto desvalorización 3) familiar, social y de las interrelaciones: problemas en el trato cotidiano con el cónyuge y los hijos, también en esto repercute notablemente lo económico por que después de la rebaja de sueldo, bajaron su estándar de vida, perdió su automóvil, no puede ayudar a su madre etc., 4) laboral: Coincide en un todo con Leyman. El sujeto es conciente del acoso pero esta atrapado en este ambiente pues debido a la escasez laboral en Argentina, piensa no poder conseguir trabajo a su edad.5) económico: en este punto solo coincide parcialmente con lo dicho por Leyman ya que aun no llego al extremo de pedir licencias por enfermedad.

Bibliografía:
BOLETIN CIENTÍFICO
Asociación de Médicos Municipales de la CBA
Instituto para el Desarrollo Humano y la Salud
Año 8 – Nº36 – Agosto de 2003

NOTA : El autor del artículo quiere mantener su anonimato. Se respetará su deseo.