Industria manufacturera con mayor cantidad de accidentes laborales en Argentina

Publicado por LosRecursosHumanos.com el 23 de enero de 2010

BUENOS AIRES. De acuerdo a los datos de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo, la industria manufacturera argentina encabeza la triste estadística de accidentes laborales en le país.

Contra lo que se supone habitualmente, la mayor cantidad de accidentes de trabajo notificados oficialmente no se produce en la construcción –actividad que suele ser noticia por la muerte de obreros como consecuencia de caídas de altura, como ocurrió esta semana– sino en el rubro de la industria manufacturera, donde los accidentes representan el 33 por ciento del total informados a la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT). Así se desprende del último informe estadístico elaborado por el organismo, correspondiente al año 2007, sobre los accidentes laborales ocurridos en la provincia de Santa Fe. Si bien los datos no son recientes, sí dan cuenta del momento de mayor desarrollo de lo que se denominó el boom inmobiliario.

En el segundo lugar de accidentes laborales aparecen, de acuerdo al mencionado informe, los servicios comunales, sociales y personales, donde se produce un 16 por ciento del total de siniestros registrados. Recién en el tercer puesto está la construcción, con el 15 por ciento de los accidentes notificados en la provincia de Santa Fe, apenas un punto arriba de la actividad desarrollada en comercio, restaurantes y hoteles, que también exhibe un alto grado de siniestralidad laboral. Esta semana se produjo la lamentable muerte de un obrero de la construcción en un edificio que se está levantando en el centro de la ciudad, en Tucumán al 1400. El primer día del año, el sereno de otra obra, en Balcarce al 100, también perdió la vida al caer al hueco del ascensor desde unos siete metros de altura. El coordinador de Higiene y Seguridad del Ministerio de Trabajo provincial, Hernán Rubio, aseguró que la obra de Tucumán al 1400, donde se produjo el hecho de esta semana, mostraba serias deficiencias en materia de seguridad laboral e instó a las partes a cumplir con las normativas, única forma de mejorar la calidad laboral de los trabajadores. Más aún teniendo en cuenta que la cartera laboral sólo posee 13 inspectores para cubrir toda la zona sur de la provincia, esto es desde la localidad de Maciel hacia el límite sur de Santa Fe.

Cuestión de números

En 2007 en la provincia de Santa Fe se notificaron 56.162 casos en los que se dio participación a las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (ART), empresas que luego informan sus datos a la Superintendencia. De ellos, el 81 por ciento (45.809 casos) fueron accidentes laborales, el 11 por ciento (6.521 casos) accidentes in itinere –es decir, yendo o volviendo del empleo–, el 4 por ciento (2.234 casos) correspondió a reagravamiento de problemas anteriores y el 2,8 (1.598 casos) a enfermedades profesionales. Un año antes, en 2006, el número de siniestros fue un poco menor: 54.426 según lo informado por la Superintendencia. En 2005 los casos notificados fueron 51.082 en la provincia de Santa Fe, lo cual exhibe un crecimiento en cada ejercicio de los accidentes laborales. La SRT también recoge información de las aseguradoras respecto de la “forma de ocurrencia” de los casos notificados oficialmente. Así, en 2007 de los más de 56 mil casos que sucedieron en Santa Fe el 34 por ciento correspondió a “pisadas, choques o golpes por objetos”, el 21 a “esfuerzos excesivos” en las tareas laborales, mientras que el 17 por ciento fue notificado como “otras formas de accidentes”.

Recién el cuarto lugar en las estadísticas oficiales lo ocupa la forma de ocurrencia “caídas de personas”, con un 13 por ciento del total de casos notificados a la SRT. En 2007 fueron 7.741 los casos santafesinos de caídas, que no sólo ocurren en la construcción pero que son los que suelen tener más chances de convertirse en noticias, como ocurrió esta semana con la muerte de un obrero de la construcción que cayó desde un techo lindero al edificio donde trabajaba, en Tucumán al 1400. El “Atrapamiento por un objeto o entre objetos” ocupa el quinto puesto del ranking de forma de ocurrencia de siniestros laborales (4,7 por ciento de los casos) y apenas un poquito más abajo aparecen los accidentes producidos por “Caídas de objetos”, con el 4,2 por ciento del total de casos.

La lección de anatomía

El documento estadístico que elabora la SRT también contempla, entre la información que reúne sobre siniestros laborales, un apartado sobre “la zona del cuerpo afectada” de los accidentados. De allí se desprende que el mayor número de casos se produce en los miembros superiores de los trabajadores (el 33 por ciento), mientras que en segundo lugar la afección se produce los miembros inferiores (24 por ciento de los casos). En tanto, el 16 por ciento de los accidentes notificados en 2007 afectaron la cabeza de las víctimas y el mismo guarismo el tronco de los trabajadores. El mayor porcentaje de accidentes, siempre de acuerdo a las estadísticas de la SRT, se trata de contusiones, con un 35 por ciento. Los traumatismos internos representan el 14 por ciento de los accidentes y las heridas cortantes el 11, mientras que un 10 por ciento corresponde a torceduras y esguinces. El 9 por ciento son escoriaciones. En relación al salario bruto pagado por la empresa que contrata a los trabajadores accidentados, el informe señala que el mayor porcentaje (8,7 por ciento del total de siniestros) se produce en empleados que perciben sueldos de entre 1.100 y 1.200 pesos mensuales, mientras que el 8,3 por ciento involucra a trabajadores con salarios de 1.200 a 1.300 pesos (en valores de 2007). Entre aquellos que recibían hace tres años una paga mensual de entre 2.400 y 2.500 pesos el porcentaje de accidentes laborales se reducía a 1,3 por ciento.

Casi cien muertes en un año Los casos de accidentes laborales mortales registrados por la Superintendencia de Riesgos del Trabajo en su último informe, correspondiente a 2007, fueron 99 en la provincia de Santa Fe. Si bien en términos porcentuales sólo representa el 2 por ciento del total de siniestros que involucra a trabajadores, el número no deja de ser alarmante tratándose de la pérdida evitable de vidas humanas. Del total de accidentes reportados ese año al organismo dependiente del gobierno nacional –56.162 casos– hubo 50.711 que tuvieron como consecuencia “días con bajas” de sus víctimas, lo cual representa el 90 por ciento. En tanto, el 9,5 por ciento, 5.352 casos, no tuvieron días de baja de los trabajadores en sus empleos.