El Sindicato de Aguas y Gaseosas amenazó con paralizar las plantas de Coca Cola

Publicado por LosRecursosHumanos.com el 14 de septiembre de 2010

La Federación Trabajadores de Aguas, Gaseosas y Afines (Fataga) advirtió que de no haber un acuerdo con los empleados de Embotelladora Polar S.A, paralizarán las plantas de Coca Cola de todo el país, y dio un plazo de 48 horas para que se solucione el conflicto en Neuquén.

Con esta determinación, Fataga se encolumna detrás de Camioneros y de la CGT a la hora de presionar para exigir la reincorporación de 143 empleados despedidos de la planta de Neuquén.

"No va a haber una sola botella para abastecer el mercado, no va a haber ni una sola lata de Coca Cola. Todo el país estará parado", advirtió el secretario general del sindicato, Raúl Álvarez.

El gremialista estuvo el domingo en esa provincia y almorzó con los trabajadores en conflicto como para darles el respaldo del sindicato.

Álvarez les comentó que desde el sábado a la noche Fataga ya tenía decidido llevar adelante esa medida si no había solución.

Los empleados aguardan ese día, porque marcará la finalización del plazo estipulado por el Ministerio de Trabajo mediante la conciliación obligatoria que dictó y que obliga a la empresa Polar a reactivar la planta cerrada y restituir a sus puestos a todos los obreros despedidos.

De todas maneras, este miércoles es una fecha que tiene directa relación con el paro nacional que convocó la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA) como otra manera de presionar para conseguir un acuerdo.

"Si no hay solución y no se empieza a producir antes del martes a las 24:00, el paro va a ser generalizado, todas las plantas del país de Coca Cola, aguas, sodas y cervezas van a dejar de producir. Todo el país estará parado, y ya tenemos el compromiso y acompañamiento de Hugo Moyano de parar todo mediante la distribución", remarcó en declaraciones que reproduce el sitio on line de La Mañana de Neuquén.

Álvarez instó a los trabajadores a mantener la unidad en una situación "dolorosa".

"Es una situación dolorosa porque uno no sabe dónde está el futuro. Está la plata que han depositado, pero uno no sabe cuanto va a durar, se que los días son largos y la familia pesa, pero lo importante es la unión. No nos van vencer", indicó el gremialista.

El sindicalista calificó la decisión de la empresa como "rara", al tiempo que dijo no entender "la actitud soberbia" de la firma, porque de esta manera "están perdiendo plata".

Álvarez aseguró que la planta "debe volver a funcionar" y antes de emprender el regreso a Buenos Aires advirtió que se profundice el conflicto Fataga enviará trabajadores de todo el país "para acompañar la lucha".

El conflicto se inició la semana pasada, luego de que la empresa chilena "Embotelladora Polar" S.A anunciara el cierre de la planta en esa provincia sureña y como consecuencia 143 empleados fueron despedidos.

Esta decisión provocó el enojo de los trabajadores de Coca Cola de la distintas sucursales del país y en varios casos decidieron iniciar un paro de actividades, como ocurrió en Bahía Blanca, Trelew, Chacabuco y General Pico (La Pampa).