Portada > Artículos > Prevención de riesgos en la industria de la construcción

Prevención de riesgos en la industria de la construcción

Ing. Marta Graciela Ríos e Ing. Oscar Alberto Rodríguez. Especialistas en Higiene y Seguridad Laboral. Publicado en diario La Gaceta de Tucumán (Argentina).

 

 

 

En el comienzo del corriente año la Nación está impulsando el Programa Federal de Emergencia Habitacional, que propone un mecanismo para cambiar los planes asistenciales por puestos de trabajo, ya que generará en poco más de un año unos 43.000 empleados directos en el sector de la construcción, a lo largo y ancho del país. Esta loable propuesta del gobierno es muy importante para generar puestos de trabajo para Argentina y por supuesto para nuestra provincia, pero en materia de seguridad hay que sustanciarla diciendo que la construcción es considerada en todos los países como una de las actividades más riesgosas y por lo tanto presenta un índice de siniestralidad elevado.

El trabajo en la construcción es, por su naturaleza, muy variado y ocupa una gran cantidad de trabajadores que están expuestos a diversos riesgos.
Muchos de los accidentes que se producen dejan como consecuencia lesiones graves o incapacitantes y hasta la muerte a los trabajadores.

ES MUY IMPORTANTE MANTENER UNA ACTITUD PREVENTIVA

Esto significa conocer los riesgos para evitar sus consecuencias, colaborando para:
* Eliminarlos (proteger máquinas, retirar de uso una escalera en mal estado, mantener orden y limpieza en los sectores de trabajo, etc.)
* Controlarlos (cuando no se pueden desarrollar medidas de tipo ingenieriles para minimizar o eliminar condiciones riesgosas, el especialista en Higiene y Seguridad Laboral debe recomendar el uso de elementos de protección personal, señalización, etc.
Pero para que se den estas pautas es primordial la capacitación del trabajador de la industria de la construcción, que debe partir de un plan.
El empleador debe capacitar a sus trabajadores en materia de Higiene y Seguridad (esto está planteado en las normativas vigentes, Ley 19587, Decreto reglamentario 911/96, Artículo 10), como así también en la prevención de enfermedades y accidentes de trabajo, de acuerdo a las características y riesgos propios, generales y específicos de las tareas que cada uno de ellos desempeña.
La capacitación del personal se efectuará por medios de clases, cursos y otras acciones eficaces y se complementará con material didáctico gráfico y escrito, medios audiovisuales, avisos y letreros informativos.
Se debe capacitar a todos los niveles de personal en la obra. Esta capacitación debe ser programada y desarrollada con intervención de los servicios de Higiene y Seguridad y de Medicina de Trabajo.

Los niveles a capacitar son:
A) Nivel superior: dirección, gerencia y jefatura.
B) Nivel intermedio: supervisores, encargados y capataces.
C) Nivel operativo: trabajadores de producción y administrativos.

¿QUE TIPOS DE ACCIDENTES QUE PUEDEN OCURRIR EN LA CONSTRUCCIÓN?
Golpes recibidos por:

*Caídas de material desde altura.
* Materiales transportados.
* Materiales proyectados.

Accidentes por contacto:
* Con la electricidad.
* Con la sierra circular.
* Con objetos punzantes o cortantes.
* Heridas por clavos.

Atrapamiento por:
* Máquinas de transmisión polea-correa.
* Derrumbes.

Caídas del trabajador:
* Desde el andamio.
* A través de aberturas en el piso.
* Desde el elevador de plataforma.
* Desde escaleras, techos y pasarelas.
* En superficies de tránsito.

Atropellamiento con:
* Vehículos que avanza.
* Vehículos en retroceso.
* Maquinarias.

Sobreesfuerzo por:
* Posición incorrecta al levantar carga.
* Exceso de carga.

Accidente in itinere
*Accidentes ocurridos a los trabajadores en ocasión de dirigirse éstos desde su hogar al trabajo o desde el trabajo a su domicilio.

¿CUALES SON LAS CAUSAS MAS COMUNES DE ACCIDENTES?

* Distracción.
* Cargar objetos en forma insegura.
* Ritmo peligroso de trabajo.
* Equipos no protegidos adecuadamente.
* Falta de interés por la tarea.
* Malos hábitos de trabajo.
* Desconocimiento.
* Cansancio.
* Estados de ebriedad.
* Bromas de trabajo.
* Uso inapropiado de herramientas y equipos.
* Falta de orden y limpieza
* Deficiente capacitación.

EL TRABAJO EN ALTURA Y SUS RIESGOS.
En la industria de la construcción, las caídas de altura constituye la principal causa de accidentes graves o fatales. En nuestra provincia hemos tenidos casos en los que se tuvo que lamentar vidas humanas. Por eso es vital tener conciencia de la ley de gravedad constantemente. El decreto 911/96 considera trabajo con riesgo de caída a distinto nivel. Se encuadra la caída desde altura aquella tarea que exija circular o trabajar a un nivel cuya diferencia de cota con respecto al plano horizontal inferior más próximo, sea igual o mayor a 2 metros.
Sistema de protección: Teniendo en cuenta la definición antes expuesta, el riesgo de caída en altura está presente en la mayoría de la construcciones:

1. Sobre los andamios o balancines.
2. En las tareas de perímetro de losas de los edificios.
3. Huecos de ascensores y escaleras.
Además, por las condiciones de trabajo típica de la actividad de la construcción, se modifica de manera constante a medida que avanza la obra.
Por
eso la planificación de un programa de protección contra caídas es importante.

Se debe incluir medidas de tipo físico, como barandas, sistemas de protección personal y cubiertas, y a su vez contemplar acciones directamente relacionadas con el comportamiento de los recursos humanos, es decir capacitación asignación de responsabilidades y monitoreo. Sin lo segundo LAS MEDIDAS FÍSICAS TRADICIONALES SON INEFICACES.

LA PREVENCIÓN
Desde
el punto de vista físico, al planificar se debe cubrir dos aspectos: la prevención por un lado y la protección contra caídas por el otro. La prevención de caídas procura que el trabajador de la industria de la construcción, no se acerque al área de riesgo, por ejemplo, mediante el vallado o barandas que impidan que el operario al moverse durante el trabajo se aproxime al borde de una excavación profunda.
Con métodos de protección contra caídas, como la red de seguridad, se avanza un paso más. El empleado sigue expuesto al riesgo de una caída en altura pero al disponerse de los elementos para detenerla en caso de que ocurra se logra minimizar las consecuencias.
La protección: cuando la circunstancia o el emplazamiento de la obra dificultan o impidan un sistema de prevención, se debe adoptar un esquema de protección, siempre y cuando se hubieran adoptado las posibilidades técnicas de usar mecanismos preventivos.
Los sistemas de protección contra caídas convencionales, son el equipo de protección personal y las redes de seguridad. El equipo de protección está integrado por:

* Anclaje
* Línea de la vida
* Cabo de amarre
* Los dispositivos de amortiguación
* Arnés de seguridad.

Esto está diseñado para actuar como un todo integrado, cualquiera de sus elementos que falle provoca la caída, anulando la protección personal. De nada sirve tener un arnés de seguridad con la línea de vida de una resistencia comprobable de 3000 kg. si el anclaje sólo resiste 800 kg. La resistencia debe ser homogénea y suficiente en todo el conjunto, estos aspectos técnicos deben ser sin duda aportados por un profesional en Higiene y Seguridad Laboral, que debe trabajar desde el comienzo de la obra, incluso en el proyecto de la misma.
Además
, hay que tener siempre presente el factor dinámico, que representa la aceleración de la gravedad, un cuerpo de 76 kg. en caída libre implica una fuerza sobre el sistema de 760 kg. La distancia máxima de caída libre siempre debe limitarse a 2 metros, porque si no, resultaría perjudicial para el accidentado. Entre los sistemas de protección personal, los arneses son de aceptación universal. Básicamente, distribuyen esa fuerza inherente a la caída entre hombros, la cintura, el pecho y los muslos. En cambio, el cinturón de seguridad, como sólo sujeta por la cintura, concentra la fuerza exclusivamente en esa parte del cuerpo, con el consiguiente riesgo de lesiones. En países como los EE.UU., no es aceptado salvo en los sistemas de posicionamiento.

La redes de seguridad, más allá de cumplir con los requisitos básicos de resistencia y durabilidad, deben ser chequeadas en obra ya que pueden haber resultado expuestas a distintos tipos de esfuerzos, como caídas de herramientas, escombros, ladrillos, objetos cortantes. Incluso puede afectarla el trabajo de montaje y desmontaje en otro sitio. A continuación, enumeramos algunas recomendaciones a tener en cuenta en obra, cuando se utilizan redes de seguridad.
? Tienen que mantenerse libre de escombros y materiales mediante una limpieza diaria.
? Las redes defectuosas deben desecharse.
? Es recomendable inspeccionarla al menos una vez por semana para detectar deterioros o daños.
? Es conveniente no utilizar redes cuyo paso máximo no exceda los 15 cm.
? No deben emplearse redes si los bordes de sostén tienen una resistencia mínima de 2300 kg.
? Es muy importante verificar que las conexiones entre los paneles de la red tenga igual resistencia que la red integral.

EL CONTROL DE LA CIRCULACIÓN VEHICULAR
Cada
obra debe ser analizada considerando el tipo de trabajo y las condiciones locales en el área específica, sin generalizar ni aplicar soluciones de manera automática. Entonces, con la protección de los peatones, trabajadores y conductores de vehículos como prioridad principal, en virtud de lo señalado se debe conformar el programa de controles. Estos deben permitir que el tráfico se mueva en forma previsible ordenada y con las mínimas interrupciones.

Siempre hay que considerar paralelamente los riesgos que pudieren afectar a la propiedad de terceros, a los equipos y a las estructuras.
Para el desarrollo de un programa de control de tráfico, es menester preguntarse lo siguiente.
* ¿Cómo se realizan el trabajo?
* ¿En que sitio se efectivizará el trabajo?
* ¿Qué horarios serán los utilizados para el desarrollo del trabajo?
* ¿Cuánto tiempo insumirá el mismo?
* ¿Qué cantidad de tráfico opera en el área en cuestión?

¿Qué límite de velocidad son los estipulados en el sector?
Personal trabajando: Como principales responsables de la seguridad de la obra, contratista y comitente no deben olvidar que la construcción es una de la actividades más vigorosas y cambiantes por lo que exige atención permanente. Las inspecciones periódicas y el mantenimiento de los dispositivos es tan vital como su readaptación a los cambios progresivos. En ese sentido todo lo que permita testimoniar el avance paralelo de trabajos y medidas preventivas es bienvenido, sobre todo las fotografías y filmaciones, documentación adicional importante en las evaluaciones, que más de una vez ha resultado clave en el caso de accidente para deslindar o asumir responsabilidad y, a partir de la experiencia, introducir las mejoras o cambios que de ella se desprenden en obras posteriores.
En la vía pública, los cincos criterios de efectividad de los dispositivos de seguridad, diseño, posicionamiento, operación mantenimiento y uniformidad deben verificarse en los hechos. No obstante la sencillez de las recomendaciones, las fallas son frecuentes, acarreen o no accidentes. Entre las más comunes incluyen recomendaciones ambiguas o incorrectas.
Estas pueden producir errores tan simples como peligrosos, teniendo en cuenta el objetivo de esas señales, debe brindárseles a los conductores de vehículos tres mensajes importantes para evitar accidentes:

* Advertir el riesgo.
* Indicar cuál es la velocidad máxima que se puede desarrollar en la obra.
* Indicar mediante señalización correspondiente la trayectoria más segura a seguir.

Las señalización debe disponerse de una manera tal que los conductores usuarios del camino tenga tiempo de maniobrar para responder a la advertencia, disminuyendo la velocidad si fuera necesario. Un ejemplo para ilustrar lo antes dicho, es que se considera aceptable una distancia mínima de 450 m con señalización intermedia a 300 m y 150 m. En áreas urbanas, las señales pueden estar más cerca del área de trabajo.
El responsable de Higiene y Seguridad indicará los sitios a señalar y las características de la señalización a colocar según las particularidades de la obra.
Estos
sistemas de señalización (carteles, vallas, balizas, cadenas, sirenas, tarjetas, etc), se mantendrán, modificarán y adecuarán según la evolución de los trabajos y sus riesgos emergentes, de acuerdo a normas nacionales o internacionales reconocidas.

Antes de terminar con este trabajo, queremos citar lo que planteó el checo Vaclav Havel, dirigiéndose al Congreso de los Estados Unidos de Norteamérica (1990).
* "Nada cambiará para mejorar la esfera de nuestra existencia como humanos sin una revolución global en la esfera de la conciencia humana y la catástrofe hacia donde este mundo se está dirigiendo —Sea ecológica, social, demográfica o una quiebra general en la civilización— será inevitable”.
* “El hecho de ya no estar amenazados por una guerra mundial o por el peligro de que explote la absurda montaña de armas nucleares acumuladas en el mundo, no quiere decir que hemos triunfado definitivamente”.
* “Aún somos incapaces de entender que la única columna vertebral genuina de todas nuestras acciones va a ser moral, que es la responsabilidad”.
* “Responsabilidad para algo más grande que mi familia, mi país, mi empresa y mi éxito- responsabilidad para estar donde nuestras acciones son registradas indeleblemente, y solamente donde serán debidamente juzgadas".

Palabras claves: Prevención de Riesgos laborales
Búsqueda personalizada

Comparte este articulo

No se encontraron Artículos relacionados

Encuesta

¿Qué te gusta más de este portal?