» Artículos » Consumo y Colaboración en la Economía

Consumo y Colaboración en la Economía

LRH Artículos

En el año 2015, el concepto de economía colaborativa se introdujo en la mayoría de los diccionarios del mundo. La mejor prueba de que este concepto no está de paso, sino que ha venido para quedarse.

Sin embargo, el concepto no ha quedado del todo claro ya que se mezclan términos económicos con nuevos modelos, tecnologías digitales pioneras e incluso nuevos paradigmas empresariales y a todos se les etiqueta de la misma forma.

En este artículo vamos a tratar de definir y relacionar los siguientes conceptos: economía compartida, economía entre iguales, economía bajo demanda, economía colaborativa y consumo colaborativo que a menudo se utilizan como sinónimos cuando no lo son.

Los productos, servicios y valor que aportan estos conceptos también tienden a homogeneizarse cuando se trata de temas diferentes: crowdfunding, crowdsourcing o co-creación por mencionar los principales.

Definiciones varias

La “economía colaborativa” es un término que frecuentemente se aplica incorrectamente a las ideas en las que existe un modelo eficiente de igualar la oferta con la demanda, pero no implica compartir ni colaborar. Las plataformas que requieren el toque de una aplicación para acceder instantáneamente a una camisa limpia, masajes o barril de cerveza son fundamentalmente diferentes de las plataformas como BlaBlaCar, que se basan genuinamente en el uso compartido de bienes infrautilizados.

La entrega en hora de Pizza Hut y Amazon no es una economía de intercambio, y sus apps no son diferentes; son versiones móviles de entrega punto a punto. Estas Apps forman parte del cambio radical en el comportamiento del consumidor que utiliza el teléfono móvil como si se tratara de un control remoto para acceder de manera eficiente a los bienes y servicios en el mundo real.

Esta confusión en la terminología proviene en parte de la empresa Uber. La experiencia de utilizar la geolocalización y los pagos para cambiar nuestra capacidad de obtener un taxi está creando una transformación en términos de cómo esperamos y queremos acceder a todo. Pero la comparación de todo con Uber trae consigo confusión sobre lo que es compartir de verdad.

Colaborativo sí o no

Cuando nos preguntamos si una empresa está dentro o fuera de la familia de la economía colaborativa, tal vez sea mejor tratar de filtrarlos.

Podríamos establecer que hay cinco ingredientes clave o características para las empresas consideradas dentro del tipo de colaborativas:

  • La idea central del negocio implica desbloquear el valor de los activos no utilizados o infrautilizados ya sea por beneficios monetarios o no monetarios.
  • La empresa debe tener una misión clara impulsada por los valores y debe basarse en principios significativos que incluyan transparencia, humanidad y autenticidad que informen las decisiones estratégicas a corto y largo plazo.
  • Los proveedores del lado de la oferta deben ser valorados, respetados y empoderados, y las empresas se comprometen a mejorar la vida económica y social de estos proveedores.
  • Los clientes del lado de la demanda de las plataformas deberían beneficiarse de la capacidad de obtener bienes y servicios de manera más eficiente, lo que significa que pagan por el acceso en lugar de la propiedad.
  • El negocio debe construirse en mercados distribuidos o redes descentralizadas que creen un sentido de pertenencia, responsabilidad colectiva y beneficio mutuo a través de la comunidad que construyen.

Conclusión y Ejemplos

En esta última sección se revisan las principales definiciones de la temática y se añaden ejemplos que ilustren mejor estas definiciones.

Economía colaborativa: Este tipo se economía se basa en un sistema económico de redes y mercados descentralizados que desbloquea el valor de los activos infrautilizados al hacer coincidir las necesidades y los propietarios, de manera que se evita a los intermediarios tradicionales y se maximiza el valor a los clientes y el beneficio a los vendedores.

Ejemplos: La Tienda de venta online de origen estadounidense Etsy

Economía compartida: un sistema económico basado en el intercambio de activos o servicios infrautilizados, de forma gratuita o por una tarifa, directamente de las personas.

Ejemplos: Airbnb, BlaBlaCar

Consumo colaborativo: El consumo colaborativo trata sobre la reinvención de las conductas tradicionales del mercado: alquilar, prestar, intercambiar, compartir, intercambiar, obsequiar tecnología, teniendo lugar de maneras y en una escala que no había sido posible antes de Internet.

Ejemplos: eBay

Servicios bajo demanda: Se trata deplataformas que se ajustan directamente a las necesidades del cliente con los proveedores para entregar bienes y servicios de inmediato.

Ejemplos: Uber

Reflexión

Por último y como reflexión final, a medida que crezca la economía colaborativa, continuará dividiéndose en conceptos más específicos y en sectores y micro sectores muy particulares.

La economía colaborativa está en una posición única para reflejar nuestro deseo como seres humanos sociales y conviviendo en comunidades de conectarnos directamente y sentirnos parte de una comunidad más grande que nuestro ser individual, lo que sirve a un propósito mucho más elevado que el simple intercambio de cosas, espacio y talentos.

Portal con artículos e información de actualidad sobre la gestión de RR.HH. en las organizaciones. En línea desde 2005 en forma ininterrumplida.

Acerca de LRH

Ningún comentario en 'Consumo y Colaboración en la Economía'

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *