Argentina: la doble indemnización por despido pasará a ser una y media

Publicado por LosRecursosHumanos.com el 20 de marzo de 2008

Buenos Aires- El Gobierno dispuso ayer una reducción de la doble indemnización por despido sin causa, que pasará a ser una vez y media la estipulada por ley, y anunció que enviará en dos semanas al Congreso un nuevo proyecto de Ley de Riesgos del Trabajo, para reemplazar la actual, cuestionada un año atrás por la Corte Suprema.
El ministro de Economía, Roberto Lavagna, explicó que la reducción de las indemnizaciones apunta a "bajar los costos de las empresas y en consecuencia influir positivamente en los precios", y adelantó que se instrumentará a través de un decreto que firmará en los próximos días el presidente Néstor Kirchner.
Lavagna recordó que el régimen de doble indemnización -creado en 2002 junto con la Emergencia Económica para frenar la ola de despidos que aquejaba entonces al país- dispone su "adecuación" en la medida en que baje la desocupación, hasta su desaparición cuando el desempleo se ubique por debajo del 10 por ciento.
"Hoy estamos por encima del 10 por ciento, y por eso se hace un ajuste hacia abajo y se pasa de 1,80 a 1,50. Esto es, quien hace un despido a partir del momento en que se instrumente el decreto respectivo, sobre todo cuando es sin causa, tendrá (que pagar) una indemnización equivalente a una vez y media de las condiciones normales", detalló.
Aunque no ofreció pormenores del nuevo proyecto que enviará al Congreso para reemplazar la Ley de Riesgos del Trabajo, el ministro dijo que se buscó un texto que "al mismo tiempo dé una mayor protección a los trabajadores en una situación de accidentes de trabajo, y certidumbre al empresario evitando precisamente esos pasivos eventuales derivados del juicio que al día de hoy tiene".
"Bajar costos indemnizatorios y eliminar la incertidumbre en materia de costos por accidentes de trabajo, son dos medidas que en definitiva clarifican, transparentan y reducen costos, en consecuencia deben tener un efecto positivo sobre la evolución de los precios", afirmó Lavagna.
En ese sentido, opinó que "cuando se desarrolla la industria del juicio, los empresarios normalmente incluyen en sus costos una estimación general por encima de lo que es la realidad en materia de costos, sencillamente porque tienen incertidumbre, no saben cuál es el límite de los pasivos que eventualmente tienen que enfrentar en caso de accidentes de trabajo".
Los dichos de Lavagna dispararon un nuevo cortocircuito entre los sindicatos y las cámaras empresarias, luego de varias semanas de `impasse` por el anunciado diálogo multisectorial auspiciado por la Unión Industrial Argentina (UIA) y la CGT.
El diputado y economista Claudio Lozano, de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), consideró "injusto y poco razonable que con un desempleo cercano al 14 por ciento se tome la decisión de eliminar la doble indemnización".
El abogado Horacio Meguira, también integrante de la CTA, apuntó ante Télam que "la doble indemnización está atada a los dos dígitos del índice de desempleo, así que no habiendo modificación en eso, no hay facultades en el Poder Ejecutivo para eliminarla".
"El ministro de Trabajo habló varias veces de la necesaria adecuación de la legislación argentina al fallo de la Corte y a la jurisprudencia internacional, y ahora Lavagna vuelve a hablar de la industria del juicio", agregó Meguira.
Por su parte, el directivo de la UIA Juan Carlos Lascurain dijo a Télam que la doble indemnización "surgió con la crisis para conservar los empleos, pero hoy ese motivo ya no existe más".
"La Ley de Riesgos y la doble indemnización son dos cuestiones que nos tenían muy preocupados, porque en accidentes de trabajo ya se estaba desvirtuando totalmente el sistema", opinó el industrial.
El textil José Ignacio De Mendiguren, vice de la UIA, reiteró el rechazo de la entidad al texto original que envió el Ministerio de Trabajo a la Casa Rosada, y salió a reivindicar los anuncios que realizó Lavagna, que dejaron la puerta abierta a modificaciones a ese proyecto
.

Cruce entre industriales y sindicalistas por las indemnizaciones

(El Santacruceño) Los recortes a los trabajadores generaron un nuevo enfrentamiento entre la UIA y los gremios. Los anuncios de reformas al sistema de riesgos del trabajo y recorte de la doble indemnización por despidos sin causa generaron ayer un nuevo cruce entre la Unión Industrial Argentina (UIA) y los gremios, que criticaron duramente las medidas.
"Nosotros nos habíamos opuesto al proyecto inicial, que hablaba del riesgo ‘in itinere’ y dejaba que las ART se desentendieran de los accidentes. Por eso dijimos en su momento que era un proyecto a favor de la industria del juicio y de las ART, y en contra de las pymes", dijo el vicepresidente de la UIA, José Ignacio De Mendiguren.

Giro tras el consenso

Así, el dirigente fabril rechazó el texto original que consensuó meses atrás el Ministerio de Trabajo con los sindicatos, que los industriales ya habían fustigado reiteradamente, y salió a reivindicar los anuncios que realizó ayer el ministro de Economía, Roberto Lavagna.
El jefe del Palacio de Hacienda adelantó ayer que "en dos semanas" enviará al Congreso Nacional un nuevo proyecto de ley que contempla no sólo "una mayor protección a los trabajadores", sino también "una mayor certidumbre a los empresarios para evitar los pasivos eventuales".
Para los abogado de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) y de la CGT, Horacio Meguira y Héctor Recalde, respectivamente, los dichos del ministro abrirían la puerta a una legislación regresiva en términos de prevención de accidentes.
Sostuvo Meguira que "la idea de bajar las indemnizaciones está nuevamente asociada a la famosa disminución de los costos laborales como fomento del empleo, que es lo que fracasó en la década pasada".
"Cuando se habla de la industria del juicio se insiste en que los juicios son producto del conflicto, pero los juicios se suscitan porque Argentina está tercera en proporción en el ranking de accidentología laboral, y los accidentes laborales desde 2003 en adelante crecieron el doble que el producto, el 16 por ciento", graficó el laboralista.
De Mendiguren replicó que lo que busca el nuevo proyecto "es una correcta protección para el trabajador", y advirtió que la preocupación de los empresarios responde a que "los juicios laborales ya se habían duplicado en el último semestre, y eso puede llevar a muchas pymes a la quiebra".